El Ayuntamiento de San Miguel de Abona continua trabajando en el paquete de medidas extraordinarias para prevenir la propagación del coronavirus en el municipio. En coherencia con lo que se está llevando a cabo en el resto de España, y siguiendo las directrices que se marcan desde los organismos oficiales con motivo del estado de alarma, se está procediendo a la desinfección de aquellas zonas más vulnerables y expuestas al tránsito de personas durante estos días.

Así, y ya habiendo procedido previamente a la limpieza de los parques infantiles, precintados y con prohibición expresa de su uso, las principales actuaciones de limpieza se están centrando, al menos dos veces al día, en las zonas anexas a supermercados, farmacias, centros de salud, paradas de guaguas o entidades bancarias, entre otras. El alcalde, Arturo González, ha declarado “se trata de trabajos que se están extendiendo por todo el municipio en los lugares que actualmente están siendo más transitados por estar autorizados por el gobierno estatal y que tienen potestad para seguir prestando servicios a la ciudadanía”.

Además, FCC, empresa encargada del servicio de limpieza urbana de San Miguel, ha reorganizado a su personal para poder hacer frente a estas medidas extraordinarias, de tal forma que se les ha dividido en dos turnos para minimizar los posibles riesgos de contagio entre trabajadores y viandantes, además de estar trabajando de manera individual en la calle.

anuncioperiodicosdecanarias 11 2 2020