Resultado de imagen de coalicion canaria

Ante las graves acusaciones que en el día de ayer realizó el consejero delegado de la empresa municipal Muvisa, Ignacio (Nacho) Viciana, sobre la sentencia que ha emitido el Juzgado de lo Social Nº 2 que obliga a readmitir a un trabajador de Muvisa por considerar que su despido es nulo al estimar que se debió a causas de ideología política, desde el Comité Local de Coalición Canaria de La Laguna queremos recordarle que lo que mejor debería hacer es:

• No utilizar una empresa pública ni su membrete, de todos los laguneros y laguneros, para expresar ideas políticas.

• Dado que cobra de todos los y las laguneras y e igual sueldo que un concejal, debería dedicarse a trabajar en ello y no perder su tiempo a contestar a otros concejales, cosa que no le corresponde.

• Debería tener en cuenta las recientes declaraciones que ha realizado su alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, a una emisora de radio cuando le han preguntado al respecto, y que se las transcribimos para que las interiorice, “Yo como no puede ser de otra manera, cuando nos ha llegado la documentación de que hay que incorporar a este señor y este compañero de la casa, yo de manera inmediata lo he acatado no puede ser de otra manera. Lo que ha pasado en el pasado, yo no fui responsable y tendrá que solicitar las explicaciones pertinentes a quien lo fue, a quien la tenía en aquel momento. Yo ahora mismo acato sin ningún pero la decisión del juez”.

• Asimismo, recordamos al consejero delegado de Muvisa que debería repasar el texto de la sentencia, que recoge que estaba estipulado que el contrato de este empleado debía durar “el tiempo que precisen los trabajos del trabajador durante su vigencia inicial y cualesquiera de sus prórrogas” sobre el desarrollo de la actuación singular de reposición y reurbanización de la Urbanización Las Chumberas.

• Debería saber que en la Comisión de Seguimiento del Convenio entre el Ministerio de Fomento, la Comunidad Autónoma de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de La Laguna celebrado el pasado 15 de febrero de 2019 en Madrid, se adoptó, entre otros asuntos, “continuar con las medidas provisionales para garantizar la seguridad de las personas, acordadas en la Comisión de Seguimiento de fecha 29 de enero de 2019, añadiendo las actuaciones necesarias para la demolición y cualquier otras medidas que estén en relación con la seguridad de las personas acordes al fin que las justifica”.

• Por tanto, según recoge la sentencia “a la fecha de cese de la relación laboral, no había finalizado la obra o servicio objeto del contrato de trabajo”. La relación laboral había de calificarse de indefinida, al haber transcurrido con creces el plazo de tres años ampliable hasta 12 meses previsto por el convenio colectivo. Además se desprende del departamento de Recursos Humanos de Muvisa que se trata de uno de los trabajadores que cumplían los requisitos para su conversión en personal laboral fijo, propiamente indefinido”.

• Pero es más, Nacho Viciana solo debe releer la sentencia que señala expresamente que “por tanto, ha de reputarse que la decisión adoptada de cesar la relación laboral por finalización del objeto del contrato, realmente, comportó un despido y además nulo, dada la conexión temporal entre dicho cese (7 de marzo de 2019), la nueva composición del Consejo de Administración de Muvisa (22 de febrero de 2019) y la afiliación política del actor conformando, todo ello, un panorama indiciario suficiente que permite concluir que el pasado político del trabajador y su condición de afiliado a Coalición Canaria fueron los verdaderos motivos de la decisión adoptada”.

Esto da una idea de que la decisión fue minuciosamente planeada por su jefe, el profesor adjunto de Derecho Constitucional y sus escuderos, Rubens Ascanio hoy concejal de Podemos y Javier Abreu que hizo de brazo ejecutor firmando el documento del despido.

La ciudadanía tiene derecho a saber que Ignacio (Nacho) Viciana sí ha sido colocado a dedo, enchufado, por el concejal de Avante La Laguna, Santiago Pérez, sin mediar concurso ni méritos algunos y cobrando lo mismo que un concejal, es decir, más de 56.000 euros al año que pagan todos los laguneros y laguneras. Por tanto, desde CC instamos al “enchufado” de Santiago Pérez a que no use la empresa pública para hacer “política barata”, que “no es su finca particular” y le recuerda que cobra igual sueldo que un concejal y se debe a todos los laguneros y laguneras.

El consejero delegado de Muvisa puesto a dedo cita en su comunicado que hay “varios compañeros de su partido con los que trabajamos en sintonía”, Nacho Viciana tendría que “tener vergüenza al ir desvelando aspectos que forman parte del ámbito de la protección de datos de sus trabajadores, o “¿será que él da un trato diferente según la ideología política, credo o raza de cada uno de ellos?, o “¿es que va a volver el acoso a los trabajadores de Muvisa, que fue denunciado en marzo de 2019 por el sindicato CCOO?”

Desde CC queremos decir que su experiencia en los temas que aborda Muvisa, desde los asuntos que atañen a toda la vivienda en el municipio, sobre bienestar social, principalmente es prácticamente nula. Y que en cuanto a su experiencia en política, ésta pasa por varias formaciones políticas diferentes, y que por recordarlo, no se ha caracterizado precisamente por ser un líder que aglutine diferentes pensamientos y mucho menos integrador, quien fuera elegido como secretario general del PSOE de Tenerife en el 14º congreso del partido, en el 2009, no fue capaz de cumplir con las directrices de su jefe, Juan Fernando López Aguilar y desechó a sus contrincantes pese a recibir instrucciones de lo contrario. Como bien diría otro de sus amigos políticos “no es de fiar”.

anuncioperiodicosdecanarias 11 2 2020