La OMIC atiende casi 6.000 consultas al año

De las reclamaciones registradas por la OMIC se han resuelto por el procedimiento de la mediación el 81%, el resto ha sido derivado a los organismos competentes para su resolución. En orden al número de reclamaciones recogidas continúa en primer lugar la telefonía (38,72%), y le siguen: viajes (8,96%), automóvil (7,04%), entidades financieras (5,28%), seguros (5,6%), energía (6,56%), reformas (4%), compras por internet (4%), electrodomésticos (4%), sanitarias (2,24%), alimentación (2,24%) y textil/calzado (3,2%).

La concejala delegada de Sanidad y Consumo, Yayi García, destaca que en este año la forma de consulta “se ha diversificado”, ya que el consumidor las ha realizado parcialmente a través del teléfono o el buzón instalado en la página web del Ayuntamiento (laorotava.es), desde donde se dirigen al correo electrónico del departamento municipal para ser contestadas. No obstante, siguen siendo muchos los usuarios que prefieren la opción de consultar personalmente en la oficina. Así, los consumidores disponen de la OMIC como un servicio cercano al ciudadano que les posibilita el ejercicio de sus derechos sin tener que invertir demasiado tiempo, pudiendo realizar consultas desde su casa o in situ, y el personal de la OMIC se encarga de la gestión de sus reclamaciones, manteniéndoles informados del trámite de éstas en todo momento. Este servicio, a través de la mediación amistosa entre consumidor y las empresas, resuelve pequeños conflictos y consigue descargar una pequeña parte del trabajo a los Tribunales y supone un ahorro para los ciudadanos. Los usuarios bien informados recurren a las hojas de reclamaciones del Gobierno de Canarias, que deben tener todos los establecimientos y profesionales cualificados a su disposición para presentar quejas, reclamaciones y denuncias. Dichas hojas se presentan en un plazo de un mes en la OMIC para su tramitación, acompañándolas de la documentación que acredite lo que se denuncia o reclama.

La solicitud de información, no sólo la ejercitan los consumidores, también es requerida por los mismos empresarios. Desde la OMIC se les facilita de forma adecuada y gratuita, ya que ello redunda en pro de los consumidores, pues la empresa, en determinadas ocasiones, actúa incorrectamente por desconocimiento de la norma. Los establecimientos comerciales minoristas y los profesionales cualificados están obligados a disponer de hojas de reclamaciones. Las solicitudes presentadas en la oficina por los empresarios para hojas de reclamaciones, en 2019, han sido 290.

La OMIC facilita a los usuarios todo tipo de direcciones de interés ya sea de instituciones, de asociaciones de consumidores, y orienta a los ciudadanos en la elaboración de escritos dirigidos a otras entidades como al defensor del cliente (bancos); al defensor del asegurado (aseguradoras); al diputado del común… o se ayuda a cumplimentar las papeletas de demanda de juicio verbal para presentar en juzgado. Además, se da información y tramita la documentación necesaria, mediante el procedimiento establecido por la Agencia de Protección de Datos, para ejercitar el derecho al acceso, rectificación o retracto y cancelación ante los Registros de Solvencia Patrimonial (registro de morosos), entre otros.

Cuando la OMIC detecta o es informada de una situación con posibilidad de resultar fraudulenta o que pudiera entrañar un riesgo para la salud y seguridad de los consumidores, Red de Alerta, se comunica inmediatamente a la población a través de los agentes sociales: Policía Local, Unidades de Trabajo Social, Centro de Mayores y AA. VV.

Con la intención de instruir sobre un consumo responsable, la OMIC realiza periódicamente campañas informativas. Entre otras, está la campaña anual por un consumo responsable el Día Mundial de los Derechos de los Consumidores (cada 15 de marzo). Las otras campañas informativas diseñadas por la OMIC se han encaminado a la concienciación de los consumidores con el respeto y cuidado del planeta, dada la transcendencia que tiene el cambio climático para todos. Asimismo, se realizan charlas de interés para el consumidor, y en diversas ocasiones se saca la Omic a la calle para acercar el servicio a los ciudadanos.

El alcalde Francisco Linares valora el eficaz funcionamiento de la OMIC villera ya que es un servicio práctico y cercano que facilita a los ciudadanos ejercer sus derechos, además de facilitarles información en todo momento para saber cómo proceder o evitar sufrir engaños. Y así solo hacen uso de las hojas de reclamación cuando sienten que se han vulnerado sus derechos. Por ello, se anima a los vecinos a seguir utilizando este recurso cuando lo consideren oportuno.

anuncioperiodicosdecanarias 11 2 2020

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19