Resultado de imagen de Los trabajos municipales para acotar el área afectada aceleran la lucha contra las termitas

Los trabajos previos llevados a cabo los últimos meses por el Ayuntamiento para acotar el cinturón infectado por la plaga de las termitas subterránea permitirá que se avance bastante en la eliminación de esta especie. En la reunión celebrada en la tarde de hoy en la Casa de la Cultura ante casi un centenar de vecinos, el alcalde, José Daniel Díaz Armas, señaló que la decisión sobre qué tipo de sustancia usar será adoptada por los técnicos.
En el encuentro con los vecinos, el quinto que se celebra en poco tiempo, la consejera insular de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Isabel García, subrayó el "cambio radical" que se ha producido en los últimos meses gracias a la colaboración entre ambas administraciones y de hecho calificó de "perfecto" el diálogo establecido. Como resultado ya se dispone de una partida de un millón de euros a invertir a lo largo de un año a los que se une otros 200.000 que aporta el Ayuntamiento en subvenciones particulares.
La consejera visitó los enclaves afectados y quiso mostrar su solidaridad con los vecinos. Anunció que los trabajos han sido encargados a la empresa pública Tragsa con lo cual todo el procedimiento para contratar el producto que se utilice será más ágil. A ello se une que la compañía tiene una amplia experiencia en el tratamiento de plagas en el ámbito nacional. Coincidió en que los trabajos realizados hasta ahora por el Ayuntamiento para acotar la zona permitirá actuar en los distintos focos dentro del cinturón afectado, de manera que ahora las labores se centrarán en evitar que la plaga se extienda. La consejera indicó que comenzará a incidir en los bordes de las carreteras por ser de titularidad pública y enclaves en los que no hay vida. No obstante, matizó que cualquier producto que se utilice no va a ser peligroso para la salud.
La concejal de Medio Ambiente, Carmela Díaz, también coincidió en los "el cambio radical" que ha traído consigo la coordinación institucional. Apuntó que la erradicación total de la especie se alargará por espacio de cinco años, aunque en menos tiempo parezca que ya ha desaparecido. El alcalde apuntó que los resultados positivos que han arrojado las pruebas con ozono han sido realizadas por una empresa particular y que expresamente servirán para desinfectar enseres o residuos que se tiren a los vertederos.
El técnico del Cabildo, Cristóbal García indicó que nunca en todo el mundo se ha actuado en un área tan grande hasta sumar las 250 hectáreas y dijo que en paralelo a las acciones de la institución insular y del Ayuntamiento los vecinos también podrán emprender las suyas propias. El representante de Tragsa, Juan Pestano apuntó que se emprenderá de forma inmediata un plan de choque y empezará a elaborar el plan definitivo para ver qué acciones y normas se deben llevar a cabo. En pocas semanas fijarán el perímetro final y el tratamiento a utilizar que será elegido por una mesa de técnicos.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19