“¿Vive usted en el Ayuntamiento?”, las preguntas de los niños y las niñas de Las Retamas a la alcaldesa de Santa Cruz

“¿En qué cosas trabajas?”. “¿Vives en el Ayuntamiento?”. “¿Te sientas entre el Rey y la Reina?”. No son periodistas, pero sus preguntas son directas y afiladas. Tienen ocho años y una visión crítica y certera de la realidad que los rodea. Son los veinte niños y niñas del CEIP Las Retamas que visitaron el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para entregarle a su alcaldesa, Patricia Hernández, una carta que recogía una batería de medidas seleccionadas por el conjunto del alumnado para mejorar la convivencia en la comunidad, y de paso, preguntar lo inimaginable.

Patricia Hernández, recibió y atendió en el Salón de Plenos a los pequeños y pequeñas, que cursan 3º de Primaria en el centro ubicado en Ofra, acudieron acompañados de dos profesoras e inundaron de candidez y espontaneidad durante más de una hora la Casa Consistorial, sorprendiendo a la primera edila con sus observaciones y preguntas, que abarcaron desde cómo se elige a un mandatario local y si le gusta su trabajo, hasta un tierno “¿Puedo darte un abrazo?”.

La regidora leyó en voz alta cada una de las peticiones, que fue comentando con un público que no ahorró en exclamaciones, sorpresa y júbilo, especialmente, cuando Patricia Hernández les enseñó la “llave mágica” que custodia durante todo el año hasta la llegada de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente a Santa Cruz para que éstos puedan abrir las puertas de las casas, “pero sólo de quienes se portan bien”, aclaró, “así que ya saben”. “Pero, ¿cómo abren ellos?”, preguntaron con curiosidad y entusiasmo los pequeños y las pequeñas. ”Ah, eso no lo sé ni yo”, respondió misteriosa la alcaldesa ante una audiencia que la miraba fija y boquiabierta, para después añadir: “Los Reyes Magos llegan en helicóptero al estadio, donde los recibo y les entrego la llave. Desconozco cómo lo hacen para abrir luego las casas, pero sé que esta llave es mágica y tiene poderes”. Todas las manos se alzaron entonces pidiendo tocarla.

En un ambiente plagado de divertidas interrupciones, la alcaldesa realizó la lectura de la carta deteniéndose a reflexionar en voz alta cada punto planteado. En ella, los niños y las niñas se mostraron muy preocupados y concienciados con el medio ambiente y pidieron que se pongan en circulación más coches eléctricos “porque contaminan menos la atmósfera”, que se retire la basura de las calles, colocar más papeleras y repartir información que aclare en qué contenedor deben tirarse plástico, papel, cristales, aceite y basura orgánica para seleccionar correctamente.

Conscientes de que la preservación del entorno es una labor que comienza por uno mismo, también solicitaron “contenedores para todo tipo de basura para las casas”. La primera edila les animó con orgullo a seguir en esa actitud y admitió que su propio hijo de cuatro años le enseñó a ella a separar los desechos “porque a nosotros no nos dijeron cómo hacerlo en el colegio, como a ustedes ahora, en cambio, afortunadamente, sí”.

Asimismo, reclamaron actuaciones en los espacios públicos y plantearon la mejora de los columpios “que son peligrosos” y los parques “porque tienen el suelo levantado y no podemos patinar”. La alcaldesa admitió que el nuevo equipo de gobierno “tiene mucha tarea pendiente” y que precisamente el barrio en el que viven, Ofra, acogerá en breve más parques, “entre ellos, uno temático que les va a encantar”, desveló Patricia Hernández para el posterior festejo de los chicos y las chicas. “¡Yupi!, ¡ahí vivo yo!”, gritó uno de ellos sin reprimir su alegría por la noticia.

Entre las sugerencias transmitidas a la alcaldesa, también figuran que “los dueños de las mascotas recojan sus excrementos” así como cuidar la vegetación que aparece sepultada entre la basura en los jardines y repartir más plantas por la ciudad, incluso “árboles frutales”, apuntaron antes de iniciarse una conversación sobre los “Bosques Comestibles” que Hernández admitió es un proyecto que le gusta mucho y ha considerado para la capital.

SEGURIDAD Y SOLIDARIDAD

Los alumnos y alumnas de Las Retamas no son ajenos tampoco a las dificultades que atraviesan algunas familias y conmovieron a la primera edila cuando en otro de los puntos de su misiva destacaron la necesidad de “construir más casas bonitas y gratis para los que no tienen dinero”. Precisamente, uno de los compromisos de Patricia Hernández al frente del Ayuntamiento es la edificación de 400 nuevas viviendas sociales a lo largo de esta legislatura.

Sobre la seguridad, se reivindicó potenciarla “en los parques y servicios públicos” y “mejorar la atención a los niños y las niñas en los lugares públicos para que no se los lleven”.

Por último, se produjeron dos llamadas de atención a los adultos. La primera: “Que no fumen por la calle o que se instalen cabinas para que no nos intoxiquen”, lo que la alcaldesa calificó de “muy buen debate” y aprovechó para recordar que existen sanciones para penalizar comportamientos incívicos como arrojar colillas. La segunda fue, más bien, un ruego demoledor: “Que los mayores no se peleen, sobre todo, si estamos los niños y las niñas delante”.

Para finalizar la visita, los alumnos y alumnas rodearon a la alcaldesa y se fundieron en un abrazo conjunto antes de tomarse una foto de familia en la que, como cabía esperar, todos y todas, incluyendo a la primera edila, mostraron su mejor registro de muecas y expresiones faciales.

La despedida se produjo entre aplausos y con la simpática frase pronunciada por una niña: “¡Qué chachi! Yo también quiero ser alcaldesa. Me gustó todo, todo”.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19