Tras una reunión con la alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, ha detallado a los medios de comunicación que ese proyecto es un "ejemplo gráfico" de mala gestión de una administración pública, pues la obra se liquidó sin estar acabada y ahora habrá que afontar incrementos de costes. En paralelo, ha apuntado que el Gobierno va a trabajar técnicamente, de la mano con el Ayuntamiento, para redactar los proyectos de la segunda fase, que afectan al aparcamiento del Hospital de La Candelaria, para que puedan proseguir las obras una vez se culmine la primera.

En esa línea, ha apuntado que hay que "concretar" con la Consejería de Sanidad como se realiza el traslado de los aparcamientos para poder hacer la obra. "No es una negociación complicada pero hay que hacerlo, de nada serviría hacer el primer tramo y no dejar preparado el otro. Hay que llegar a un acuerdo con Sanidad y el Ayuntamiento para que está preparada", ha subrayado.

Hernández, por su parte, ha apuntado que este proyecto está incluido en el anexo del convenio de carreteras, una obra "bloqueada" desde hace más de una década, y que tiene la "sorpresa desagradable" de que se dividió en dos fases y hay que culminar el proceso para que los terrenos anexos al Hospital de La Candelaria sean públicos. La alcaldesa ha dicho también que el Ayuntamiento se incorpora a la comisión técnica que conforman el Gobierno de Canarias y el Cabildo para adaptar el proyecto de la Vía de Cornisa a la legislación vigente, pues el planeamiento a lo largo de su trazado está suspendido y no se puede construir.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19