Resultado de imagen de iberostar tenerife

El Iberostar Tenerife saldó este martes con éxito su debut en la Liga de Campeones FIBA al ganar 81-67 en casa al Nizhny Novgorod en un partido muy igualado y que se decidió en un buen tercer cuarto de los tinerfeños que lograron irse hasta los 17 puntos de diferencia (56-39).

Aunque fue el conjunto tinerfeño el que dominó el choque casi desde el principio, lo cierto es que el Novgorod ruso nunca bajó los brazos y se mantuvo vivo siempre en el encuentro. Incluso cuando los insulares llegaron a irse de 17 puntos en el tercer cuarto, fueron capaces de reducir diferencia y volverse a meter de nuevo en el choque.

Un cuarto para cada equipo antes de llegarse al descanso. El binomio Huertas- Shermadini dio mucho juego y fue una pesadilla para la defensa rusa que no supo pararlos nunca. Eso supuso que se fueran al término del primer cuarto diez puntos arriba (24-14).

El Nizhny Nogorov, muy acertado desde la línea exterior, supo reaccionar a tiempo y se aprovechó de los cambios locales para acercarse en el marcador y ponerse a un puntos (34-33) a falta de dos minutos para llegar al descanso.

Dos buenas acciones exteriores de Sasu Salin tras el descanso propiciaron un nuevo “despegue” de los tinerfeños en el marcador y llegar a ponerse a 17 puntos (56-39), en el minuto 26.

Fue el momento en el que volvió a aparecer el jugador ruso Anton Astapkovich que, con cinco puntos seguidos animó de nuevo a su equipo a acercarse en el marcador. Parcial de 2-12 para el Novgorod supuso una nueva igualdad en el marcador (58-51), lo que provocó un nuevo tiempo de Txus Vidorreta para intentar frenar el acierto visitante.

Con Shermadini en cancha en el último cuarto el conjunto ruso ya tuvo problemas para poder defender. El pívot del Iberostar Tenerife, muy activo durante todo el partido, se aprovechó de la defensa rival para liderar a sus compañeros y guiarlos hacia la victoria.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19