Los hechos ocurrieron a las 11.09 horas de este jueves en la piscina de un complejo hotelero de la Avenida José Miguel Galván Bello de San Miguel de Abona, lugar hasta el que se trasladó el personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC) tras recibir una alerta en la que se informaba de que habían sacado del agua a un niño con síntomas de ahogamiento. Una vez en el lugar, el personal del SUC comprobó que el pequeño presentaba síntomas de ahogamiento de carácter moderado, salvo complicaciones, y que había recuperado la conciencia, habiendo sido previamente asistido por los socorristas.

Posteriormente, el niño fue trasladado en ambulancia medicalizada al Hospital Universitario de Canarias. Asimismo en el lugar del incidente se personaron agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil, que colaboraron en la resolución del incidente.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19