El Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, cuyo responsable es Marcos González, junto con la empresa adjudicataria del servicio Entemanser, invierte un presupuesto global de 23.196,95 euros, en la primera fase de los trabajos de mejora del emisario submarino de la zona de Pelada. La actuación está previsto que comience esta misma semana y finalice el mismo día.

Marcos González informa de que después de la ejecución de la primera fase, se ha proyectado una segunda parte, que se valorará para acometer en próximos ejercicios. Todo ello, indica el concejal, es fruto de un trabajo de inspección visual para conocer el estado del emisario submarino y que confirma la obstrucción de la tubería. El objeto de las actuaciones de mejora, argumenta el concejal, “es impedir el taponamiento y atasco de la tubería del emisario y que se produzca una sobrecarga en el conducto de salida”, motivo de los desbordamientos de aguas residuales en la playa La Batata, originados en la zona los días 12 y 25 de agosto y 8 de septiembre.

El emisario submarino de Ensenada Pelada está recibiendo más caudal para el cual fue diseñado, puesto que recibe aguas residuales domésticas y aguas pluviales, no solo de San Isidro y El Médano, con el consiguiente crecimiento experimentado en sendos núcleos en los últimos 16 años, sino también la incorporación de La Tejita y Sotavento. Como dato significativo, en 2003 el número de abonados a la red era de 4.341, mientras que en la actualidad asciende a 15.944 euros, casi cuadriplicándose la cifra para la que estaba proyectada la red.

Por último, Marcos González quiere recalcar que “nunca antes, y a pesar de los vertidos que se produjeron en reiteradas y numerosas ocasiones con anterioridad a septiembre de 2016, se había llevado a cabo ningún tipo de inspección visual del emisario ni de la calidad estructural de la conducción de vertido, ni las analíticas mensuales y bimestrales”.

Respecto a la depuradora de Los Letrados, prevista para Granadilla de Abona, su coste es de 36.946.085,17 euros, prácticamente el presupuesto anual de todo el municipio; será costeada por el Gobierno de España, a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y en estos momentos, se encuentra en fase de expropiación de los terrenos.