Los cabecillas de la trama Gúrtel Álvaro Pérez  'El Bigotes', Pablo Crespo y Francisco Correa

Los nueve empresarios acusados en el juicio del caso Gürtel contra la excúpula del PP valenciano han confesado este martes, en virtud a un acuerdo con la Fiscalía para evitar la cárcel, que pagaron algo más de 1,2 millones de euros para financiar ilegalmente al PP de la Comunidad Valenciana presidido por Francisco Camps en las campañas electorales de 2007 y 2008.

En la segunda sesión del juicio que celebra la Audiencia Nacional y en el que están acusados los ex altos cargos del PP de Valencia Ricardo Costa y Vicente Rambla, así como los líderes de la trama Gürtel, Francisco Correa, Pablo Crespo y Alvaro Pérez 'El Bigotes, 'los nueve empresarios han reconocido todos los hechos de los que le acusa la Fiscalía Anticorrupción.

Por su parte, Correa también ha declarado en el juicio y ha afirmado que el PP valenciano le indicaba a Orange Market que si "querían cobrar" debían facturar a una serie de empresarios los actos de las campañas de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y de las generales de 2008.

La Fiscalía cree que el montante total que el PP valenciano no declaró por servicios de publicidad en campaña contratados a la trama Gürtel asciende a más de 1,1 millones de euros en las elecciones autonómicas de 2007; a 78.878 euros en las municipales del mismo año; y 801.810 en las generales de 2008. En total, algo más de dos millones de euros que, según la Fiscalía, pagó el PP en negro a Orange Market -filial de Gürtel en Valencia- en relación a estos actos.

Estos empresarios ya confesaron el pasado mes de febrero, cuando suscribieron un acuerdo con el ministerio público por el que confesaron que habían financiado al PP valenciano en las campañas municipal y autonómica de 2007 y en las generales de 2008.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19

 

GIF FEBRERO 2