El Ayuntamiento de El Rosario está comenzando a implantar un sistema antideslizante pionero para evitar resbalones y caídas en las escaleras de los accesos al mar en Radazul. De momento, ya está ejecutado este sistema en la escalera del espigón, situada en la zona más cercana a la playa del fondo de la avenida Colón. Durante una semana permanecerá en formato de prueba para continuar su instalación en el resto de escaleras en las próximas semanas y condicionada por los cambios de la marea.

Este proyecto, ejecutado por la Concejalía de Compras, que dirige la edil Fátima Gutiérrez, con la colaboración del área de Medio Ambiente, que gestiona la concejala Beatriz Díaz, tiene un presupuesto de 17.804'80 euros y está condicionado al cumplimiento efectivo de los requisitos de antideslizamiento estipulados en el contrato, que fue adjudicado a la empresa especializada Promociones Toledo, Islas Canarias, SL.

Hasta ahora desde la Concejalía de Medio Ambiente se venían atendiendo distintas incidencias en las escaleras de acceso al mar en las playas de Radazul, a causa de caídas o resbalones, y hacía frente a dicha problemática con la sustitución y reposición de las alfombras de goma instaladas, así como con la limpieza periódica de dichas escaleras a causa del musgo que se crea en los escalones.

Sin embargo, el sistema de gomas instalado anteriormente dificultaba la limpieza de las escaleras debido a los elementos de sujeción de las mismas, que acarreaban la posibilidad de que los bañistas sufrieran cortes al consistir en pretinas metálicas. Todo ello hacía necesario su sustitución por un sistema más eficaz, seguro y de sencilla limpieza que cumpla con las condiciones de la zona. Previamente a la instalación de las nuevas bandas antideslizantes, operarios de Urbaser procederán a la limpieza de los seis tramos de escalera afectados para preparar la superficie, que en conjunto supera los 130 metros cuadrados.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19