La pesadilla se repite en Punta Brava. Tras el derrumbe parcial de la calle Tegueste en mayo de 2015 y el desalojo urgente por riesgo de derrumbe de seis viviendas de la calle Pelinor, en noviembre de 2016, el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz anunció ayer el desalojo urgente de otras 11 viviendas de la calle Tegueste tras la aparición de varias grietas en un tramo de unos 70 metros. El desalojo, que tendrá que concretarse antes de las seis de la tarde de hoy, afecta a 21 vecinos de este barrio costero.

Según informa el Ayuntamiento portuense, el pasado lunes día 10 se detectó la aparición de unas grietas que "fueron creciendo a lo largo de ese día y del día posterior, lo que obligó a la dirección facultativa, junto a los técnicos municipales, a informar del problema al edil responsable de Urbanismo, Juan Carlos Marrero (CC)". Tras una visita urgente que se desarrolló el miércoles, el concejal decretó la paralización de las obras "hasta la obtención de informes exhaustivos que nos indicaran las posibilidades de actuación".