El Gobierno de Canarias declara Fiesta de Interés Turístico la Fiesta de La Florida de La Orotava, en Tenerife

El Gobierno de Canarias ha declarado Fiesta de Interés Turístico la Fiesta de La Florida, en honor a San Antonio Abad y Nuestra Señora de La Esperanza, que se celebra en el municipio de La Orotava, en Tenerife.

El Ejecutivo autonómico reconoce así el interés turístico de determinadas fiestas, eventos y acontecimientos de índole popular, cultural o artístico basándose en indicadores como el arraigo; la constancia y periodicidad; la originalidad, singularidad y variedad de los actos; la calidad de la organización; las actividades comerciales, culturales y de ocio; o la potenciación de valores sociales, económicos, culturales y medioambientales en relación a las medidas que se adopten para la protección del entorno urbano y natural en el que se desarrolle el evento.

En este sentido, el viceconsejero de Turismo, Cristóbal de la Rosa, señala que “el Archipiélago es rico en eventos de gran arraigo popular que constituyen manifestaciones de su acervo cultural pero, también, polos de atracción turística que resulta preciso apoyar y reconocer en la medida en que contribuyen a conformar la imagen turística del Archipiélago”.

El alcalde de La Orotava, Francisco Linares, muestra su satisfacción por este reconocimiento a las emblemáticas fiestas del barrio de La Florida, de gran arraigo y tradición, y que en cada edición congregan a miles de personas procedentes de distintos puntos del archipiélago y a numerosos turistas. Las fiestas, con más de medio centenar de ediciones a sus espaldas, cuentan con eventos singulares y populares como la Feria de Ganado o la tradicional romería en honor a los santos patronos de este núcleo urbano. Pero uno de los actos más populares y que ha cobrado gran protagonismo en el tiempo es el tradicional Puchero, el mayor que se realiza en Canarias. Más de 7.000 kilos del que comen más de 6.000 personas. Lo elabora la Asociación San Antonio Abad y el Club de la Tercera Edad, con la colaboración de los vecinos en general, y para esta celebración gastronómica se necesitan más de 60 calderos cuyos contenidos pueden llegar a superar los 100 kilos y lebrillos de grandes dimensiones. Para el condumio, entre otras cosas, 600 kilos coles, 300 kilos de calabaza, 300 kilos de tocino, 100 gallinas, 250 kilos de gofio, 210 kilos carne cochino, 50 kilos de garbanzas, 400 kilos de papas, 300 de chayotas, 60 kilos de piñas de millo, 45 de batatas, 50 kilos de cebolla, 50 kilos de zanahorias, 50 de bubangos (calabacines), 25kilos de puerros, 25 de perejil, 20 kilos de ajos, varios kilos de otras verduras, 20 litros de aceite de oliva, …, y leña para la preparación. Las viandas las aportan los propios vecinos. Un evento gastronómico único que pone en valor los productos de nuestra tierra y la cocina tradicional canaria.

El alcalde villero valora la gran y ejemplar labor conjunta que realizan los vecinos del barrio para organizar cada edición de estas fiestas con gran calidad, así como su constante y altruista acción en pro de recuperar costumbres y tradiciones e incluso espacios emblemáticos de interés histórico-turístico. Así, en los últimos años, y durante los festejos escenifican antiguos oficios y costumbres como la recreación de la ‘Bajada del cisco’. También trabajan en interesantes proyectos como la recuperación del sendero Lomo La Peña. La asociación San Antonio Abad de La Florida y numerosos vecinos han trabajado unos seis años, junto al ayuntamiento, en este expediente de declarar las Fiestas de La Florida de Interés Turístico de Canarias “por lo que sin duda alguna merecen este reconocimiento regional que contribuye también a la promoción turística del municipio, y se enmarca dentro del turismo sostenible por el que se aboga desde la institución local”, subrayó.