El alcalde de Garachico, José Heriberto González (CC), se mostró ayer en contra de la petición del Partido Animalista (Pacma) de que se prohíba el uso de yuntas de ganado bovino para tirar de las carretas en romerías como la de San Roque, que se celebra en agosto. González apuesta por garantizar el bienestar animal en estos festejos, "con la ayuda de profesionales, tal y como se hace en Garachico", pero advierte de que una prohibición como la que pretende el Pacma "podría propiciar el sacrificio y la desaparición de razas y ejemplares de ganado de carga".

"La propuesta del Partido Animalista podría propiciar el sacrificio de las reses que en la actualidad se crían y mantienen sólo para participar como animales de carga en romerías y competiciones de arrastre. Estos animales no son mascotas y su uso en el campo prácticamente ha desaparecido, de manera que si los ganaderos aún los mantienen es porque aún pueden generar algunos recursos extras participando como yuntas en romerías o en competiciones de arrastre", explicó González.

"Por supuesto que estamos en contra de cualquier tipo de maltrato animal -remarcó el alcalde de la Villa y Puerto-, pero no creo que el Pacma defienda la desaparición de razas autóctonas. En Garachico, en la romería de San Roque, contratamos a un veterinario que analiza el estado de las reses antes, durante y después de la romería. Si detecta algún animal que no está en condiciones de participar o se agota durante la romería, contamos con entre cuatro y seis yuntas de reserva para relevarlos".

"Los expertos, que son los veterinarios, nos dicen que son animales que pueden arrastrar esas cargas sin sufrir daños", insiste el mandatario garachiquense.

El Pacma instó esta semana al Gobierno de Canarias a comprometerse con el fin del uso de animales en romerías, tal como ha propuesto el partido en las alegaciones que presentó al anteproyecto de Ley de Protección y Tenencia de Animales de Compañía.