Resultado de imagen de calle Imeldo Serís

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, se reunió el pasado martes con representantes de los vecinos y de los comercios de la calle Imeldo Serís, al objeto de analizarlos detalles del proyecto de remodelación de esta vía, al que se han incorporado diversas mejoras fruto de anteriores encuentros.

El alcalde estuvo acompañado por el sexto teniente de alcalde y concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez; el noveno teniente de alcalde y concejal de Promoción Económica, Alfonso Cabello, y el concejal del distrito Centro y tercer teniente de alcalde, José Carlos Acha.

Bermúdez expuso a los vecinos y comerciantes algunas de las novedades introducidas en el proyecto, que está a punto de aprobarse, especialmente en asuntos relacionados con la colocación de parterres, mobiliario urbano y aparcamientos.

“Este es un ejemplo más de cómo la colaboración del Ayuntamiento con los vecinos enriquece los proyectos que ejecutamos, porque son ellos los que mejor conocen las demandas y necesidades de sus entornos”, señaló.

El alcalde recordó que la remodelación de la calle Imeldo Serís permitirá una mejora estética de la zona, “pero sobre todo incrementar el atractivo comercial de esta calle, que siempre ha estado algo ensombrecida por la paralela calle del Castillo”.

Precisamente, junto a los vecinos también se ha consensuado el período idóneo para el inicio de los trabajos de mayor impacto, que será durante los meses de verano del próximo año.

Díaz-Estébanez aseguró, por su parte, que durante la reunión también se ahondó en las soluciones técnicas relacionadas con el encauzamiento de aguas, “en una vía que no por casualidad se llamaba antes calle Barranquillo” y en las canalizaciones subterráneas de otros servicios.

El concejal explicó que tras la aprobación del proyecto, que se producirá en breve, se iniciará el trámite de aprobación de los pliegos técnicos y administrativos y la fase de licitación y adjudicación.

La intención del Ayuntamiento es fijar un plazo de ejecución de la obra de doce meses, sin bien se podría incluir una reducción del mismo en el proceso de licitación.

En este sentido, el concejal adelantó que se valorarán especialmente aquellas ofertas que permitan minimizar el impacto sobre los vecinos y comerciantes, con medidas correctoras y compensatorias, así como la definición de un cronograma por fases, que permitan el mayor aprovechamiento de los espacios no estrictamente afectados en cada una de ellas.

Díaz-Estébanez insistió en que el inicio efectivo de la obra se iniciará durante los meses de verano del próximo año, “en todo caso, después de haberse reabierto la vía de circulación de la obra frente a la Plaza de España, que actualmente sobrecarga en parte el tráfico en Imeldo Serís”.