"Con pintada o sin pintada, seguimos trabajando". Así respondió ayer en su perfil de Twitter la secretaria general del PSOE de la capital y candidata a las primarias para la Alcaldía de Santa Cruz, Patricia Hernández, a las pintadas que aparecieron, por la mañana, ante la sede de este partido, ubicada en la calle Robayna: "Podemos. Venezuela".

Junto a ella también se manifestó al respecto el portavoz municipal socialista, José Ángel Martín, quien recordó que no es la primera vez que es atacada la sede socialista.

La anterior, detalló, fue hace dieciocho años, cuando el local del PSOE estaba situado en la plaza Santa Cruz del Norte, por debajo del ayuntamiento. En aquella ocasión, apuntó el edil socialista, el ataque fue más grave, con artefactos incendiarios.

Martín consideró "inaceptable" que ocurran estas cosas -en la sede de cualquier partido- en democracia y "que haya gente que se esconda en el anonimato y no quiera confrontar ideas, sino intentar amedrentar desde el desconocimiento".

En este sentido, advirtió de que en el PSOE tienen "muy claro" el trabajo que tienen que hacer, "tanto en la ciudad como en aquellos lugares en los que gobernamos o estamos en la oposición".