Resultado de imagen de jose alberto diaz alcalde

La antigua villa de San Cristóbal, hoy ciudad de San Cristóbal de La Laguna desde 1531, celebra este año la Semana Santa cuando se conmemoran dos siglos de establecimiento de la Diócesis Nivariense, lo que la convierte en sede episcopal.

Desde su fundación se instala en su territorio todo un elenco de pobladores que conforman una sociedad que construye poco a poco la ciudad histórica que conocemos. Sin duda, la presencia eclesiástica y la voluntad de muchos de sus pobladores, impulsaron el asentamiento y la fundación de parroquias, conventos, ermitas, y también cofradías y hermandades. Este hecho singular de la creación de una ciudad en un nuevo territorio, incluye la presencia de arquitectos, artistas y artesanos, que nos han dejado una rica herencia de edificaciones civiles y religiosas, de un imponente arte sacro, reconocida como Patrimonio de la Humanidad.

El atractivo de sus inmuebles destinados al culto y la oración y la solemnidad de sus celebraciones religiosas son tal que estos dos motivos han destacado desde antiguo hasta en la literatura regional, desde su romancero hasta autores tan conspicuos como Manuel Verdugo, en unas ocasiones exaltando su monumentalidad y, en otras, la devoción popular.

De todo lo anterior se desprende que los aspectos religiosos de nuestra ciudad han estado presentes desde el mismo momento de su nacimiento, que la devoción acendrada de los laguneros y laguneras han convertido las festividades religiosas en parte de su monumentalidad, como prueban la Semana Santa, o fiestas como el Corpus Christi o la celebración de las Cruces de Mayo. Nuestro municipio, pues, alberga un conjunto representativo e importante de las tradiciones religiosas de Canarias.

En nuestra Semana Santa recorrerán las calles de la ciudad histórica, así como en diferentes barrios y pueblos del municipio, pasos procesionales y tallas escultóricas representativas tanto de la tradicional espiritualidad lagunera como de un patrimonio artístico de extraordinaria calidad y belleza, como se hace patente, año tras año, en la procesión Magna del Viernes Santo.

Todo el completo programa de actos, conducido desde nuestra Diócesis junto al impagable trabajo de la Junta de Hermandades y Cofradías, atrae a nuestra ciudad a un ingente público, entre propios y foráneos, que acoge con su devoción y consideración todas sus celebraciones, sin olvidar el trabajo y esfuerzo de los casi dos millares de personas que conforman la treintena de cofradías y hermandades laguneras, que poseen un papel protagonista durante los preparativos y las procesiones.

A todo lo dicho conviene agregar que, paralelamente al conjunto de convocatorias propiamente religiosas, se desarrolla desde el mes de marzo un programa de actividades culturales de diversa índole, como exposiciones, encuentros musicales, pases cinematográficos y conferencias, que tienen como protagonistas a La Laguna y su Semana Santa.

Están todos invitados a participar y compartir la programación religiosa y cultural de la Semana Santa lagunera en una ya bicentenaria sede episcopal.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19

 

GIF FEBRERO 2