Alfonso Ruiz Rallo ha tomado posesión hoy miércoles 19 de septiembre como decano en funciones de la recién creada, tras el periodo de fusión, Facultad de Bellas Artes, que vuelve a recuperar su nombre original una vez escindida de la Facultad de Humanidades, donde constituía una de sus secciones.

Se trata, como también sucedió ayer con los nombramientos de los decanos de Farmacia y de Psicología y Logopedia, de un nombramiento provisional, dado que deberá ahora redactarse y aprobarse el reglamento de régimen interior del centro y luego convocarse elecciones. En este periodo transitorio le acompañarán en la gestión del centro Alfredo Rivero como vicedecano de Calidad Institucional y Teresa Arocena, que actuará como secretaria del centro.

El nuevo decano declaró en la toma de posesión, celebrada en el Rectorado de la institución académica, que estos casi cuatro años en los que fueron una sección de la actual Facultad de Humanidades constituye “un paréntesis que no ha afectado demasiado” a la historia de la Facultad de Bellas Artes, una de las más longevas del país.

Como también hicieran los otros dos decanos nombrados ayer, Ruiz Rallo agradeció al rector, Antonio Martinón, la recuperación del nombre de la facultad, con lo que, en su opinión, se vuelve a “una situación razonable, más lógica y mejor para nuestros estudiantes”.

Por su parte, el rector volvió a recalcar que esta decisión es fruto de la autonomía que gozan las universidades, lo que permite que una acción tomada tiempo atrás pueda ser repensada. “Para nosotros es muy importante que la comunidad universitaria se sienta cómoda en su quehacer diario”, explicó Martinón.