Resultado de imagen de unidos se puede la laguna

Sí se puede propone crear redes comunitarias de prevención y apoyo a las personas mayores en los barrios de Santa Cruz de Tenerife. Con este objetivo, la concejala del grupo municipal ecosocialista Asun Frías lleva al pleno que se celebra el próximo 18 de julio una moción que pretende abordar las situaciones de vulnerabilidad, riesgo y maltrato que les afectan.

La iniciativa de Sí se puede plantea como prioridad que antes de concluir el impulsen proyectos pilotos, al menos en cuatro barrios, uno de cada uno de los distritos con mayor índice de vejez: Centro–Ifara, Ofra–Costa Sur, Anaga y Salud–La Salle.

Frías propone también que a corto plazo el Ayuntamiento capitalino impulse la creación de equipos de intervención con las personas mayores en las Unidades de Trabajo Social (UTS) de Zona del municipio, así como el refuerzo del proyecto “Personas Mayores en situación de vulnerabilidad”.

Conseguir esto hace “imprescindible completar los equipos con más personal; debe comenzarse con la sustitución de todas las vacantes y las bajas en la plantilla actual; además, debe contratarse a más auxiliares, tal y como el grupo de gobierno se ha comprometido –asegura la concejala de Sí se puede–. De ese modo, las trabajadoras sociales tendrán que asumir menos papeleo y burocracia y podrán realizar más trabajo preventivo y comunitario”.

Frías destaca que la última crisis neoliberal ha supuesto un empobrecimiento general de la población y el incremento del número y del porcentaje de personas mayores usuarias de los Servicios Sociales Municipales. Se trata de uno de los sectores poblacionales que más preocupa a muchas de las profesionales de las UTS, tanto por su situación económica como por la alta vulnerabilidad que sufre, al llegar en algunos casos al maltrato, en una sociedad que ha ido perdiendo en densidad de redes de apoyo y cuidado familiar.

La propuesta ecosocialista se enmarca perfectamente en la filosofía del II Plan Municipal para las Personas Mayores de Santa Cruz de Tenerife, aprobado unánimemente el 24 de noviembre de 2017, y de sus cuatro ejes estratégicos. Aunque en los últimos años se ha avanzado en esta línea, Sí se puede considera insuficiente que solo dos trabajadoras sociales se encarguen de esta labor para todo el municipio y plantea su iniciativa con la intención de reforzarla. “El personal que actualmente trabaja en el IMAS no puede abarcar más trabajo, por lo que vemos imprescindible que se aumenten y refuercen los equipos”, subraya la concejala.

Sí se puede basa su propuesta en datos demográficos que muestran que Santa Cruz envejece de forma progresiva, tal como evidencia el Instituto Canario de Estadística (ISTAC) al reseñar para la capital tinerfeña un índice de vejez 2,64 puntos superior al insular y 3,10 puntos por encima del canario. A estos datos se suman los del último Censo de Población y Viviendas, en el que el Instituto Nacional de Estadística (INE) contabilizó en el municipio en 2011 6.705 personas solas de 65 años o más, una cifra previsiblemente mayor en la actualidad. Frías destaca también que en el 75,91 % de esos hogares unipersonales vivía una mujer mayor.