Este año, gracias a los diferentes Ayuntamientos que han concertado los servicios sociosanitarios de Cruz Roja, vamos a cubrir doce zonas de baño en la isla de Gran Canaria: playa de Las Canteras, playa de la Cicer, playa de El Confital y playa de La Laja, en Las Palmas de Gran Canaria; playa de Maspalomas, playa del Inglés, playa de Las Burras, playa de San Agustín y playa de Meloneras, en San Bartolomé de Tirajana; playa de El Agujero, Los Dos Roques y playa de Sardina del Norte en Gáldar. Estos servicios se prestan de forma ininterrumpida todo el año en las playas de Las Canteras y La Cicer en Las Palmas de Gran Canaria, y Maspalomas, Las Burras, San Agustín, del Inglés y Meloneras en San Bartolomé de Tirajana.

También en algunas de las playas y zonas de baño donde llevamos a cabo el servicio de vigilancia, salvamento y socorrismo, se da una atención social y humanitaria, como son los dispositivos para facilitar el baño adaptado de las personas con discapacidad o movilidad reducida, esta atención supone una ayuda para sus familiares ya que pueden disfrutar de un descanso en las mejores condiciones posibles. Se ofrece en 4 playas de Gran Canaria (playa del Inglés, playa de Las Burras, playa de Las Canteras y playa de Sardina del Norte), llegando a atender en el pasado año a 5.009 personas.

Los accidentes en el agua pueden tener repercusiones muy graves, incluso con riesgo para la propia vida. Los ahogamientos y otros accidentes similares pueden evitarse siguiendo unas mínimas normas de seguridad.

* Báñate, preferentemente, en zonas habilitadas para ello y que cuenten con un servicio de vigilancia y salvamento.

* Evita entrar bruscamente en el agua, sobre todo después de haber tomado el sol o haber comido de manera copiosa.

* Sal de inmediato del agua si adviertes algún síntoma extraño (escalofríos, tiritona persistente, fatiga, dolor de cabeza o en la zona de la nuca, picores, mareos, vértigos o calambres…).

* No te tires de cabeza en lugares de fondo desconocido. Las zambullidas en el agua son la causa del 6% de las lesiones medulares en España, especialmente entre los varones jóvenes.