Recién nacido

Canarias fue en 2017 una de las comunidades autónomas con uno de los niveles de esperanza de vida más bajos, con 82,4 años, sólo superada por Extremadura (82,3) y Andalucía (81,8), según los datos provisionales del 'Movimiento Natural de la Población' del Instituto Nacional de Estadística (INE).

No obstante, el archipiélago registró el pasado año un saldo vegetativo positivo, esto es, que nacieron más personas que las que fallecieron. En concreto, en 2017 se registraron 437 nacimientos más que defunciones, lo que coloca a las islas como la quinta comunidad con mayor saldo vegetativo positivo.

El pasado año se registraron en Canarias un total de 15.676 nacimientos, lo que supone un descenso del 2,9 por ciento en relación con el año anterior, cuando se contabilizaron 16.159. Sin embargo, este descenso fue menor al registrado al nivel nacional, que fue del -4,5 por ciento.

En Canarias, el Índice de Coyuntura de Fecundidad -número medio de hijos por mujer- es de 1,04 hijos, el segundo más bajo a nivel nacional.