El recién aprobado contrato de servicio energético del Puerto de la Cruz, con apenas 5 meses de vigencia, ha permitido sustituir más de 2.000 luminarias de tecnología desfasada por otras de última generación de tipo led. Esta mejora permitirá, según el gobierno local (PP-CC), "ahorrar hasta un 60% de energía respecto al sistema existente hasta el momento, algo que reduce radicalmente la huella de CO2 del municipio".

En esta primera fase del contrato, además de haber comenzado con la mejora en materia de seguridad en toda la maltrecha red de iluminación de los espacios públicos, se actuará sobre 1.400 puntos más, en los que se instalarán luminarias led con características diferentes a las ya instaladas, a lo que se unirá la adaptación de reguladores de intensidad de los restantes puntos de luz no sometidos a sustitución.