Resultado de imagen de Agrupación Musical de la Cruz Santa

La Agrupación Musical de la Cruz Santa nace en el año 1939 y ha ido creciendo hasta el día de hoy, tanto a nivel profesional como personal Cómo comenzó todo… En el barrio de la Cruz Santa, allá en el 1939, recién finalizada la Guerra Civil, Don José Arvelo que era el cura de la zona realejera y Don Luis González fundan la banda de música con su academia. Niños de entre 9 y 13 años pasan de jugar en la plaza del barrio a conocer las primeras notas musicales y a dar los primeros pasos con instrumentos. En el 1940 la banda hace su primera interpretación de la Marcha Real, dirigida en ese momento por Don Ernesto Villar. Allí, veinticinco músicos comenzaron a llenar de música las calles de la Cruz Santa. Después, pasaron diferentes directores como fue Lucas Santana u Óscar Pérez, pero la situación económica se encontraba con grandes problemas y se disuelve la banda. Pero a partir de este momento se acrecienta la música con dos famosas orquestas. En el año 1987, José Mesa Cabrera, uno de los directores de estas bandas, pone en marcha la nueva banda. En 1994, La Banda de Música de La Cruz Santa realiza un reconocido homenaje a Don José Mesa Cabrera donde participan en el acto 32 bandas de toda la isla de Tenerife tocando al unísono en el Estadio “La Suerte” de La Cruz Santa. Ya en este año, por la enfermedad que padece en ese entonces D. José Mesa, aparece la figura de un chico joven, José Manuel Álvarez, quién toma las riendas de la Agrupación. Desde este momento, la Agrupación Musical, ha realizado una infinidad de actuaciones dentro y fuera de la isla y en diversos escenarios como puede ser el Auditorio Adán Martín de Santa Cruz de Tenerife. En el año 2004, reciben el premio “Realejeros Destacados”, por el buen hacer de esta agrupación. En el año 2016, la agrupación se encamina a su mayor proyecto, una fusión conjunta con el Grupo Tigaray de Los Realejos. “Todo comenzó como una broma con los compañeros del grupo folklórico y acabó siendo una realidad”, explica Aarón González, vicepresidente de la banda. Y es que este proyecto, bajo el nombre de Silba y Re-Cuerda, lo conformaron más de 150 personas. Además ha servido de empuje de la cultura musical Realejera Llenando La sala Sinfónica de Santa Cruz de Tenerife Adán Martín, el pasado 8 de Septiembre. Esto no queda aquí ya que se fueron agregando nuevas fechas para llevar a cabo este espectacular proyecto. “La idea podía parecer loca al principio debido a que somos dos grupos totalmente opuestos pero con mucho trabajo lo conseguimos”, añadía David Labrador, tesorero de la banda. Además, concluía que “ha existido un antes y un después desde Silba y Re-Cuerda ya que muchas bandas de la isla han intentado hacer lo mismo, quizás hemos proyectado otra visión de lo que realmente son las bandas de música”. Hoy, la Agrupación Musical Cruz Santa cuenta con 64 componentes y en su academia tiene casi 100 alumnos. Bajo la batuta de la presidencia se encuentra a D. Moisés Barroso, que junto a su grupo directivo tienen como misión principal mantener viva la esencia y velar por la cultura musical y la vida de esta banda, como propósito actual, ya se encuentran trabajando en la celebración del 80 aniversario de la agrupación que será en el año 2019. “Se nos han abierto diferentes puertas como puede ser el Toscal, La Laguna en Semana Santa, etc. La cultura no la dejamos solo en el pueblo, sino intentamos llevarla por toda la isla”, explica José Manuel Álvarez, director de la banda. DESPIECE COMPOSICIÓN DE LA BANDA Y LA ACADEMIA La Agrupación Musical Cruz Santa, asociación sin ánimo de lucro y dotada de personalidad jurídica propia y capacidad de obrar tiene diferentes objetivos: Organizar o crear una Academia para el aprendizaje y formación de aquellos que, sintiendo la vocación musical, pasen a integrarse en la Banda de Música, fomentar el arte de la música en los niños desde la Academia en la forma que la Asociación acuerde. También estimular y en su caso, crear entre jóvenes, corales, conjunto músico-vocales así como toda clase de agrupaciones que tiendan a fomentar dicho arte. Son 95 los alumnos matriculados en la academia y, en esta, se imparten diferentes especialidades como son música y movimiento, que son clases, para niños con edades de entre los 4 a 7 años a los que se les imparte clases colectivas agrupados por edad de una hora lectiva semanal. En la actualidad existe un amplio abanico de instrumentos. Cualquier academia no ofrece esta amplia oferta. Entre ellos; oboe, flauta travesera, clarinete, saxofón, trompeta, trompa, trombón, bombardino, tuba, violonchelo, percusión, Música y Movimiento, fagot y Contrabajo. Además se imparten clases grupales de lenguaje musical de una hora lectiva semanal. Para los alumnos que empiezan en una especialidad instrumental, mientras adquieren unos conocimientos mínimos con su instrumento asisten al Coro de Voces Blancas como actividad de conjunto. La Academia de Música tiene diferenciado al alumnado según sus conocimientos en cursos y niveles. Además se lleva un seguimiento del individualizado por medio de la Ficha de Seguimiento del Alumno establecida a tal fin. TEXTO: En los adentros del barrio cruzantero de Los Realejos se encuentra la Agrupación Musical Cruz Santa. Su presidente, Moisés Barroso, durante una conversación, explicaba la importancia que tiene la cultura para la isla de Tenerife. Dentro de esta, la música para él es esencial y ha querido destacar que “lo que le sostiene a la banda económicamente son las procesiones pero no se queda solo en eso. Hacemos conciertos en los que introducimos nuevos temas y nuevos estilos para no quedarnos estancados. Somos un concepto nuevo de banda y ofrecemos espectáculos diferentes”. Y es que la banda, a lo largo de su historia, se ha preocupado de tener una imagen diferente al resto de agrupaciones musicales. Desde esta, se han hecho desde arreglos para grupos folklóricos hasta un tributo a Michael Jackson. Los proyectos que han puesto en marcha a lo largo de este año han sido diversos. Uno de ellos es hacer en conmemoración de la festividad de Santa Cecilia, patrona de la música, llevar a cabo un concierto de carácter solidario, que ha tenido como objetivo recaudar fondos a beneficio de la asociación AVANTE, una organización sin ánimo de lucro del mismo municipio con fines educativos, sociales y culturales. Asimismo, también se produjo el acto de entrega del ‘I Galardón AMCS’, una iniciativa de la directiva de la agrupación musical que fue aprobada en la junta ordinaria del mes de enero. Uno de los proyectos en los que están trabajando la Directiva Ejecutiva de la banda es en hacer un espectáculo con un cantante a nivel nacional (cuyo nombre no se puede revelar aún) para la fusión de ambas partes. Por esto, ha destacado el director de la banda, José Manuel Álvarez, que “tenemos un amplio calendario musical durante todo el año y pocas bandas musicales de Tenerife pueden decir eso, buscamos la excelencia y el toque que nos diferencie con el resto”. A lo largo del tiempo han ido creciendo como banda y han ido adquiriendo experiencia a nivel profesional y personal. Uno de los momentos más especiales que nos puede recordar Moisés Barroso es un concierto en Almería. Para él fue impresionante por el intercambio cultural que se produjo y por el esfuerzo que se vino realizando en la banda meses antes para que la tocata saliera perfecta. También se emociona al hablar de Silba y Re-Cuerda porque “fue muy complicado y hubo mucho trabajo detrás pero fue una gran satisfacción tocar este concierto hasta seis veces”. Por su parte, Aarón González, hablaba de lo que significa para una banda de un barrio de Los Realejos tocar en Semana Santa en grandes municipios como puede ser La Orotava o La Laguna, a esto, añade que “todos estos logros significan que la banda ha abierto nuevas fronteras y que no tocamos las marchas típicas”. La relación que existe dentro de la academia y en la banda es indispensable. Existe una gran aportación por parte de los componentes y todos aman lo que hacen, que es imprescindible para estar en un grupo musical. Un objetivo que se ha planteado desde el principio la Junta Directiva ha sido mantener una buena relación entre todos los componentes, actuar como si fueran una familia y no personas individuales. David Álvarez explicaba que “esta relación es fundamental porque si no existe un grupo consolidado y con pasión por lo que se hace no tendría sentido todos los avances que hemos ido haciendo a lo largo todos estos años”. Pese a que la Semana Santa solo sea una parte de una banda musical como la de la Agrupación de la Cruz Santa, David añadía que “existe un gran compromiso con la Semana Santa, para nosotros es sagrada e incluso, muchas personas, nos preguntan que si no tenemos vacaciones en esta semana, y siempre explicamos el significado que tiene esta para nosotros”. En cuanto a la academia, el director musical, Álvarez, ha hecho durante su trayectoria una clara apuesta por la música en Los Realejos añadiendo, cuando tenían recursos, instrumentos nuevos para que la oferta fuera mayor. Además, ha explicado que todos los profesores que trabajan en esta están formados como músicos y tienen un gran camino recorrido. La mayor apuesta que tienen ahora mismo son los violonchelos, ya que empezaron con uno y en la actualidad tienen cuatro. Esto hace que haya una competencia mayor a nivel cultural ya que un realejero o realejera que quiera estudiar oboe irá a esta academia o a un municipio diferente. En cuanto a la banda, añade también el presidente, “estamos actualizados ya que no repetimos todo el tiempo las mismas marchas. Una tocata que está sonando en Sevilla a los dos días empezaremos a ensayarla en la Cruz Santa”. Las necesidades que tiene la agrupación musical son varias. Entre ellas está un vibráfono, un campanólogo, mobiliario, un clarinete bajo y demás instrumentos. Sin embargo, Álvarez ha añadido que lo único que les falta es a nivel material ya que “el carisma, la entrega y el cariño por parte de todos los integrantes ya lo tenemos”. También han hablado de las carencias que tiene su municipio. Hablan de la necesidad de reivindicar un auditorio en Los Realejos. Cuentan que hace unos años se hizo una reunión por parte de la Administración a la que acudieron distintos profesionales de la cultura y que lo que echaban en falta era un auditorio: techado y con amplia capacidad de público. Y al no tenerlo, apuntan que, tienen que acudir a otros municipios para hacer sus conciertos. Aún así, añaden que, la Administración les ayuda en la medida en la que pueden, en cuanto a las rutas de las procesiones, pero “no se valora el arte ni la música de la forma en la que se debería valorar”, explica el presidente, Álvarez. A esto también añade que “las instalaciones nos han dado un crecimiento grande porque tenemos el hándicap de que estamos instalados en un barrio, no en el centro del municipio y mantener una academia es muy complicado porque es necesario una inversión grande y más con la oferta y demanda que tenemos”. Lo que está claro es que esta banda joven lucha por labrarse un futuro y para hacerse un hueco dentro del mundo musical. Con su gran empeño en destacar y que no se les reconozca solo por tocar en las procesiones, la banda no ha parado de trabajar en nuevos proyectos, siempre con la intención de ayudar al que lo necesita y con la cabeza bien alta, orgullosos y orgullosas de todo lo conseguido hasta hoy.