Fachada del Ayuntamiento de Rivas, en una imagen de enero de 2017

Agentes de la Guardia Civil se han personado esta mañana en el Ayuntamiento del municipio madrileño de Rivas-Vaciamadrid dentro de una operación contra la corrupción que dirige el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por supuestas irregularidades en la adjudicación de contratos del gobierno municipal, que dirigen en coalición Izquierda Unida (IU) y Podemos.

Según fuentes municipales, a partir de una querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) han reclamado el expediente para la sustitución del césped artificial en varias instalaciones deportivas dentro de una investigación que podría estar relacionada con el caso de la Real Federación Española de Futbol (RFEF).

Según el Ayuntamiento de Rivas, se trata de una empresa "que está siendo investigada en una macrocausa vinculada con la Federación Española de Fútbol", han señalado fuentes municipales, que subrayan que "no ha habido investigación ni al Ayuntamiento ni a ningún cargo de la corporación municipal" y que se ha entregado la documentación administrativa requerida.

Este municipio del sureste de Madrid, de algo más de 80.000 habitantes, lo dirige un alcalde de IU, Pedro del Cura, que gobierna en minoría con el apoyo de Rivas Puede, la denominación de la marca municipal de Podemos.

Tras haber ganado las elecciones municipales en mayo de 2015, Del Cura estuvo imputado por prevaricación, malversación y tráfico de influencias por unos contratos municipales junto a la exconcejal de IU Tania Sánchez, aunque la causa terminó siendo archivada un mes después.