El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se dirige a la tribuna del hemiciclo del Parlament para iniciar su comparecencia a petición propia ante el pleno de la camara catalana para solemnizar la retirada de "cualquier apoyo" al Gobierno de Pedro Sánchez. EFE El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha oficializado hoy en el Parlament la retirada de "cualquier apoyo" al Gobierno de Pedro Sánchez y a los presupuestos del Estado, y ha anunciado que su Govern "intensificará" la acción exterior en la Unión Europea y EEUU y buscará abrir "el camino de la mediación".

En su comparecencia a petición propia ante el pleno del Parlament, Torra ha utilizado un tono severo para denunciar los escritos de acusación de la Fiscalía y la Abogacía General del Estado contra los dirigentes independentistas procesados por el 1-O, víctimas, a su juicio, de una "injusticia" y una voluntad de "represión" y "venganza" de los poderes estatales.

Después de que el pasado viernes, en la manifestación ante la cárcel de Lledoners, Torra anunciara que "el pueblo de Cataluña" retira el apoyo a Sánchez y que no votará "nunca" los presupuestos del Estado, hoy el presidente ha oficializado esa advertencia en sede parlamentaria, desde el atril del hemiciclo catalán.

"Es evidente que, más allá de cuatro palabras en voz baja, el Gobierno español ha decidido que no se pondrá al lado de la democracia y la justicia, sino que avala la vía judicial para escarmentar y vengar una derrota en las urnas. Es por eso que retiramos cualquier tipo de apoyo al Gobierno. No aprobaremos los presupuestos del presidente Sánchez", ha aseverado.

El mandatario catalán ha recordado el ultimátum que el pasado 2 de octubre lanzó al presidente del Gobierno para que antes del mes de noviembre planteara una oferta de referéndum pactado y vinculante en Cataluña. "Es noviembre y Sánchez no ha puesto sobre la mesa ninguna solución democrática al conflicto político ni ha tomado ninguna decisión contra la represión política", ha expresado.

"¿Cómo pueden imaginarse que aprobaremos cualquier presupuesto mientras dure la represión y la ausencia de voluntad de resolver el conflicto político por vías democráticas?", ha insistido Torra, que ha recalcado que PDeCAT y ERC "ni entrarán tan solo a negociar el presupuesto mientras continúe la vulneración de derechos".

Porque, ha dejado claro, el independentismo "no trafica con la democracia ni la dignidad", y ha preguntado al PSOE dónde está el "diálogo", la "valentía", el "coraje" o las "soluciones políticas".

Torra también ha anunciado que en próximas semanas la Generalitat "intensificará" su acción exterior en la Unión Europea y EEUU para denunciar la "vulneración" de derechos y la "criminalización" del derecho de autodeterminación, y se dirigirá "personalmente" a todos los representantes de países de la UE.

"Es la hora de empezar a preparar el camino de la mediación y abrir caminos de resolución con la ayuda de terceros actores que sean reconocidos por las partes en conflicto", ha señalado.

El presidente, que ha justificado su comparecencia ante la cámara porque el pleno no podía arrancar "sin reconocer la grave hora que vive la nación y sin enfrentarnos a la sinrazón de una justicia dictada por verdugos", se ha mostrado convencido de esa "injusticia española de hoy será la condena de la justicia europea de mañana".

"No vengo hoy aquí a defender a nadie ni a ninguna causa. Nuestros compañeros son inocentes y nuestra causa es justa. Yo estoy hoy aquí para acusar al Estado. Este ataque grave no puede pasar de largo sin que los grupos de esta cámara no se pronuncie. ¿Quién puede callar ante una aberración tan grande?", se ha preguntado.

"¿De verdad algunos de ustedes, compañeros de los presos y exiliados, piensan continuar mirando hacia otro lado ante esta injusticia?", ha señalado, emplazando a los grupos a "pronunciarse, dejar los equilibrios, los eufemismos y las medias palabras".

Torra ha concluido su intervención insistiendo en que el independentismo "no aceptará ninguna sentencia que no sea la absolución o el archivo de la causa y el retorno de los exiliados", como tampoco "ninguna propuesta que no reconozca el derecho de autodeterminación". "No nos rendiremos nunca", ha sentenciado.