Votar

El pleno del Congreso aprobará previsiblemente el jueves la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) para otorgar el derecho de sufragio a todas las personas con discapacidad sin exclusiones, de modo que 100.000 personas puedan votar en las próximas elecciones.

Así lo ha anunciado esta mañana la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Ana Isabel Lima, en su primera comparecencia ante la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad tras tomar posesión de su cargo hace poco más de una semana.

"Un éxito democrático que va a permitir que 100.000 personas con discapacidad puedan votar en las próximas elecciones", se ha congratulado Lima, que ha dicho que si el procedimiento "sigue su cumplimiento", esas 100.000 personas que "hasta ahora no habían tenido ese derecho" ya podrían votar en los comicios andaluces del próximo 2 de diciembre.

"Vamos a hacer historia madurando la democracia española", ha opinado la secretaria de Estado, que ha valorado el amplio apoyo de los grupos parlamentarios para que la semana pasada la reforma de la Loreg superara "su primer paso legislativo".

La Comisión Constitucional aprobó por mayoría (36 votos a favor y una abstención) el dictamen sobre la proposición de ley de modificación de la Loreg que busca acabar con la supresión del derecho de voto para determinadas personas con discapacidad, aún permitida en la legislación electoral española.

Este dictamen será el que previsiblemente aprobará por unanimidad el pleno del Congreso el próximo jueves para después ser remitido al Senado.

"La democracia está a punto de llegar a todas las personas con discapacidad en España. Pronto celebraremos la igualdad real y efectiva de las personas con discapacidad en algo tan fundamental en un sistema democrático como es el derecho al sufragio, poder votar o ser elegido como representante de la ciudadanía", ha añadido Lima.

Los portavoces de los grupos parlamentarios en la Comisión se han felicitado también por la reforma de la Loreg, una reclamación hecha desde hace años por el Comité Español de representantes de Personas con Discapacidad (Cermi).