La consejera de la Presidencia del Gobierno catalán, Elsa Artadi, ha reclamado este martes al Gobierno de Pedro Sánchez que dé "pasos adelante" en cuestiones como el referéndum de autodeterminación y la situación de los presos soberanistas, para lo que le ha concedido "cierto margen" desde ahora hasta otoño, pero no "tiempo infinito".

Las declaraciones de Artadi se producen en la víspera de la primera reunión de la comisión bilateral Estado-Generalitat en siete años, en cuyo orden del día figuran, entre otros temas, la autodeterminación y los presos investigados en la causa sobre el procés. Enfriando el clima y añadiendo más presión, la portavoz de la Generalitat ha argumentado que el encuentro difícilmente servirá para "cerrar acuerdos", porque su intención es desbloquear el diálogo y no ha habido trabajo previo sobre los contenidos.

En cualquier caso, Artadi considera que del encuentro debe salir una "priorización" de los asuntos a tratar en los próximos meses, el "establecimiento de grupos de trabajo" para preparar futuros acuerdos y un "calendario" de los objetivos.

Por tanto, y en línea con la actitud de Puigdemont, que el fin de semana advertía a Sánchez desde Waterlo sobre el fin de "periodo de gracia", el Gobierno catalán quiere que el encuentro en el Palau de la Generalitat sirva de "impulso político" para que en otoño, en una segunda reunión, "se materialicen los acuerdos".