El vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha responsabilizado a Ciudadanos de filtrar datos sobre la licenciatura de Pablo Casado y ha acusado a la formación naranja de haber iniciado una "guerra sucia" contra los populares y de querer dañar en lo personal al dirigente, unas acusaciones que han negado tajantemente desde la formación de Albert Rivera.

Martínez-Almeida se ha referido así a las declaraciones del exdirector del Centro de Estudios Cardenal Cisneros Alberto Pérez Vargas en El Mundo en las que aseguró que la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre se interesó por que Casado aprobase la carrera.

Estas declaraciones son contradictorias con respecto a otras realizadas también por Pérez Vargas en OkDiario, en las que ha dicho que no hubo ningún tipo de trato de favor hacia Casado. Este mismo diario, además, publica este jueves que el exidrector del Cadenal Cisneros era vocal vecino de Ciudadanos en la Junta de Distrito de Chamartín.

Pérez Vargas dimite como vocal vecino

Precisamente tras conocerse estas informaciones, Pérez de Vargas ha anunciado este jueves su dimisión como vocal vecino de Ciudadanos en el distrito madrileño de Chamartín para desvincular la polémica de la formación. El grupo municipal de Ciudadanos en Madrid está a la espera de que este matemático les notifique su renuncia, según han indicado a Efe fuentes del partido naranja.

Debido a la vinculación del exdirector del Cardenal Cisneros, con Ciudadanos, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que tiene la "certeza" de que la formación que lidera Albert Rivera está vinculada con la polémica.

"Estamos ante una persona que pertenece orgánicamente a Ciudadanos", ha asegurado Martínez-Almeida en declaraciones a los periodistas en el Palacio de Cibeles. Para el edil del PP, es Cs quien debe explicar "cómo es posible que una persona que ocupa un cargo puede haberse dedicado a propalar rumores y a dar entrevistas contradictorias.