Un informe publicado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos, un organismo dependiente del Ministerio de Defensa, apunta que Rusia "aspira a fomentar las desavenencias en Cataluña para de ese modo debilitar a un Estado miembro de la OTAN" y sugiere que el Kremlin estaría "aprovechando el órdago catalán para desestabilizar" a España.

El Gobierno español y diversos organismos internacionales, como la propia OTAN, ya habían deslizado la existencia de cuentas en redes sociales, situadas tanto en Rusia como en Venezuela, que habrían apoyado el desafío soberanista de finales de 2017 para alentar la zozobra en la situación política español, aunque nunca se ha acusado de forma directa al Kremlin.

Sin embargo, el informe del Instituto Español de Estudios Estratégicos, firmado por el especialista Josep Baqués y publicado el pasado 9 de enero, apunta al Gobierno ruso como responsable de esa estrategia, si bien reconoce que Rusia no tiene un interés directo en España.

"Cuestión distinta es que el Kremlin esté aprovechando el órdago catalán para desestabilizar, empleando para ello una política destinada a generar confusión desde las redes sociales, en una línea similar a la utilizada para influir en las recientes elecciones de los Estados Unidos", argumenta.