El centro del huracán Florence ha tocado tierra cerca de Wrightsville Beach, en Carolina del Norte, donde se registran ya importantes inundaciones, según informa el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés). En un boletín, el NHC ha indicado que Florence bajó de intensidad en la escala Saffir-Simpson pero conlleva vientos de 150 kilómetros por hora.

Florence, que llegó a ser un huracán de categoría 4 -de un máximo de 5- hace 48 horas con vientos máximos sostenidos de hasta 220 kilómetros por hora, es ahora categoría 1, pero podría provocar inundaciones y trombas de agua con acumulación de hasta un metro de altura en algunas zonas de la costa sureste de Estados Unidos.

A las 11:15 GMT, el ojo de Florence llegaba a la playa de Wrightsville (Carolina del Norte). La enviada especial de TVE a la zona, Almudena Ariza, añade que el huracán podría afectar a diez millones de personas.