Donald Trump saluda a Giuseppe Conte en la rueda de prensa de ambos en la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha alabado la "muy firme" política migratoria del nuevo Gobierno de Italia y aseguró que "muchos otros países europeos deberían hacer lo mismo", aludiendo a este ejemplo en Europa para exigir al Congreso de su país más fondos para construir el polémico muro con México.

"Estoy muy de acuerdo con lo que están haciendo con respecto a la inmigración y la inmigración ilegal, e incluso en inmigración legal", ha afirmado al recibir en la Casa Blanca al primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

En este sentido, Trump remarcó que el Ejecutivo italiano "ha tomado un posición muy firme en la frontera", algo que "muchos otros países en Europa deberían hacer también". En medio de las tensiones con los socios de la Unión Europea (UE), el presidente estadounidense dejó claro que considera el nuevo Gobierno en Roma como su principal aliado al otro lado del Atlántico.

El Gobierno de Italia, impulsado por su controvertido ministro de Interior y líder de la ultraderechista Liga Norte, Matteo Salvini, ha lanzado una política de férreo control migratorio que ha cerrado sus puertos a las organizaciones humanitarias que rescatan a migrantes en el Mediterráneo, tras acusarlas de favorecer con su presencia el flujo irregular de personas y a las mafias en Libia, una política que ha provocado disputas en el seno de la UE.