El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, posa junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la embajada de los Estados Unidos en Bruselas (Bélgica) antes de la cumbre de jefes de estado de la OTAN, 11 de julio de 2018

La cumbre de la OTAN que ha comenzado este miércoles en Bruselas ha venido precedida por una polémicas declaraciones de Donald Trump, que ha cargado de nuevo contra sus aliados europeos. El presidente de EE.UU. ha acusado a Alemania de ser "prisionera de Rusia" y ha llamado "morosos" a sus aliados en el Viejo Continente por no aumentar su gasto en defensa.

La cumbre de dos días ha comenzado con la tensión por estos temas y en un contexto de enfrentamiento trasatlántico por el comercio y el clima, según ha reconocido el propio secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg.

No obstante, Stoltenbeg espera que los aliados "estén de acuerdo en lo fundamental: que somos más fuertes juntos que separados; que la OTAN tiene que ser fuerte para proteger a todos los aliados y que cumpliremos a la hora de reforzar nuestra defensa colectiva".

Alemania, "totalmente controlada" por Rusia

Trump ha criticado a Alemania por su apoyo al gasoducto del Báltico, un proyecto conocido como Nord Stream II, que debe llevar gas ruso directamente a Alemania. El excanciller alemán Gerhard Schröder presidirá la gestora del gasoducto, a cargo de la gasista estatal rusa Gazprom.

“Alemania está totalmente controlada por Rusia, porque recibe entre el 60 y el 70% de su energía de Rusia“

"Alemania está totalmente controlada por Rusia, porque recibe entre el 60 y el 70% de su energía de Rusia en el nuevo gasoducto", ha dicho Trump, quien se ha preguntado si este acuerdo es adecuado. "A mí me parece que no y creo que es una cosa muy mala para la OTAN, no creo que debiera pasar y creo que deberemos hablar sobre ello con Alemania", ha afirmado aprovechando su entrevista con Stoltenberg antes del comienzo de la cumbre.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que en su país "hacemos nuestra propia política independiente y tomamos independientemente nuestras decisiones".

Posteriormente, en los márgenes de la cumbre, ambos líderes han mantenido un breve encuentro en el que han asegurado que mantienen una "buena relación" y son "buenos socios", a pesar de sus roces: "Tenemos una muy, muy buena relación con la canciller", ha comentado Trump tras la reunión, mientras que Merkel apuntaba que Alemania y Estados Unidos son "buenos socios".

Llama "morosos" a los países europeos

Por otro lado, Trump ha vuelto a exigir que los europeos inviertan más dinero en su defensa, en lugar de depender de la capacidad militar de Estados Unidos.

"Son morosos en lo que a mí respecta porque Estados Unidos ha tenido que pagar por ellos", ha dicho Trump. "Muchos países no están pagando lo que deberían y, francamente, muchos países nos deben una tremenda cantidad de dinero de muchos años atrás", ha añadido.

Recientemente, Trump recordó por carta a sus aliados europeos el compromiso de aumentar los presupuestos nacionales de defensa.

El presidente estadounidense mantendrá este miércoles sendos encuentros bilaterales con Merkel y con el presidente francés, Emmanuel Macron. Y el próximo lunes, en Helsinki, se encontrará con el presidente ruso, Vladímir Putin.