Tejerina es el amuleto del PP en La Palma. Si se quema el monte, hay que inaugurar una playa o la agricultura se tambalea, la ministra se presenta en la Isla. Lleva cuatro apariciones en menos de una legislatura. "Siempre nos trae noticias buenas", lo resumió el presidente de los populares canarios, Asier Antona, consciente de que su compañera de partido tiene un plus de credibilidad importante entre los cosecheros palmeros, el mismo que un día tuvo Loyola de Palacio (q.e.p.d).

Isabel García se presentó ayer en Los Llanos de Aridane, de la mano de Ernesto Aguiar y Gabriel Mato, mostrando seguridad cuando el sector vive en la incertidumbre. A las puertas de la cumbre con sus homólogos de Portugal y Francia en Tenerife, la ministra arrancó el encuentro con los plataneros allanando el camino: "Para mí es tan importante reunirme con los ministros como estar aquí con ustedes ".

En los temas cruciales para los agricultores, aquellos que se traducen en renta, Tejerina no prometió nada. "No les puedo mentir", sentenció. El "brexit", el POSEI, las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), las subvenciones al transporte del plátano, la comercialización de la fruta... Los plataneros tienen garantizada una ficha financiera favorable hasta 2020, de 140 millones de euros al año, pero a partir de ese momento todo está por negociar.

La ministra fue franca ante los plataneros: "Habrá dificultades para negociar la PAC", sobre todo porque Gran Bretaña se va y se lleva una parte importante de los recursos de estas ayudas, aunque a la vez hizo hincapié en que "estoy convencida de que España dará la batalla en Bruselas" y recordó que "ya hemos salido victoriosos de situaciones complejas". Tejerina, que sabe llegar a los plataneros palmeros, sí dejó claro que no lo iban a dejar para el último momento; es decir, cuando el 2020 llame a la puerta, sino que "desde ya" se intenta asegurar "un buen acuerdo" para los agricultores.