El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, ha pedido disculpas al Parlamento por no tener listo el Plan de Salud de Canarias 2019-2024, a lo que se había comprometido, de manera que en todo caso se aprobará en la próxima legislatura.

Baltar, que ha comparecido en la Comisión de Sanidad, ha reconocido que se había comprometido a tenerlo listo para marzo de este año, pero se han producido retrasos por una reconsideración de los planteamientos teóricos iníciales con vistas a que sea aprobado por consenso, como ocurrió con el anterior.

El Plan de Salud 2016-2017 fue aprobado por todos los grupos parlamentarios y el retraso en la tramitación del nuevo deriva de ese interés en que sea posible mantener ese consenso, explicó Baltar.

Informó de que a finales de abril se colgará en la web de la Consejería el borrador del próximo plan de salud para recabar la participación pública y con las aportaciones recibidas se hará un primer borrador que podría llegar al Parlamento a finales de este año, aunque eso dependerá del nuevo ejecutivo.

En el Plan de Salud anterior "se había conseguido un gran éxito, un acuerdo unánime y había que preservarlo, y la única manera era continuar con el mismo tipo de categorización", por lo que se revisaron los planteamientos teóricos iniciales para hacer más fácil que sea aprobado por consenso, dijo Baltar.

Explicó que se ha hecho una evaluación del Plan de Salud anterior, correspondiente a 2016 y 2017, y se han cumplido el 81,6 por ciento de las actuaciones, dijo Baltar.

En el nuevo plan se ha estado trabajando "en coherencia total" con el anterior, para dar continuidad a lo que se había hecho, basado en el compromiso para la mejora de la salud pública, la evaluación y la flexibilidad.

El nuevo plan será evaluable anualmente y permitirá la incorporación de innovaciones o las correcciones por malos resultados, y primará además la coordinación de los ámbitos de gestión con los objetivos del plan de salud.

La salud como eje de todas las políticas, la mejora de resultados en las principales causas de mortalidad, el tratamiento de la cronificación y el envejecimiento y la coordinación intersectorial con el ámbito sociosanitario y educativo son los grandes bloques del nuevo plan.

"Asumo que tenía el compromiso de presentarlo en marzo de este año, no ha podido ser y les pido disculpas", dijo el consejero a los diputados.

Los grupos parlamentarios de PSOE, PP y Podemos lamentaron el retraso en la tramitación del Plan de Salud y que no esté vigente esta legislatura, si bien confiaron, al igual que CC, en que sea aprobado tras las elecciones con el máximo consenso, como ocurrió con el anterior plan.

"La realidad es tozuda, no tenemos un nuevo plan de salud, usted dijo que lo iba a traer pero el hecho es que no lo hay y el anterior concluyó el 31 de diciembre de 2017", lamentó el diputado del PP Zacarías Gómez.

Para Gómez, "hay que modificar el rumbo" porque "la cruda realidad" es que Canarias cuenta con una sanidad que está entre las peores del país.

José Manuel Pitti, de CC, pidió generosidad y esfuerzo de entendimiento para sacar el plan adelante en la próxima legislatura.

Iñaki Alvaro Lavandera, del PSOE, también reprochó al consejero que no haya cumplido su compromiso, y le acusó de manejar bien la propaganda, pero sin apostar por una sanidad pública de calidad.

Juan Márquez, de Podemos, lamentó que el plan no se haya concluido esta legislatura porque se daban las condiciones para el consenso, y no se sabe si en la próxima se van a mantener estas circunstancias.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19

 

GIF FEBRERO 2