Este equipo, formado por un centenar de profesionales de restauración hotelera, elaborará diferentes menús especiales para celebrar estas fiestas con los pacientes ingresados, contribuyendo a humanizar la estancia hospitalaria de las personas que, por motivos de salud, no pueden pasar estos días tan señalados en sus domicilios.

El servicio de Cocina del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, en Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, servirá estos días en torno a 2.500 comidas diarias entre desayunos, almuerzos, meriendas y cenas, durante las fiestas navideñas.

Este equipo, formado por un centenar de profesionales de restauración hotelera, elaborará diferentes menús especiales para celebrar estas fiestas con los pacientes ingresados, contribuyendo a humanizar la estancia hospitalaria de las personas que, por motivos de salud, no pueden pasar estos días tan señalados en sus domicilios.

Así, para la cena de nochebuena, se confeccionó un menú compuesto por tartaleta campera, crema de ave al jerez, suprema de pámpano sobre lecho de achicoria con vinagreta de piña herreña y papas negras, para finalizar con tiramisú, turrón y sidra. Mientras que para el 25 de diciembre, el almuerzo consistió en una ensalada de vestresca de atún rojo, sopa de tomate con albahaca, cordero asado acompañado de papas doradas y brócoli, y copa de helado.

Celebrando Nochevieja

No faltará tampoco la celebración del 31 de diciembre, en cuya cena se servirá tartar de salmón, cremas de lentejas con caviar de ajo negro y gallo (pescado) relleno de langostinos en salsa de cava con guarnición de papas baby asadas, y de postre, tarta caprichosa, turrón y sidra, junto a las tradicionales uvas de la suerte.

El servicio de Cocina del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria elabora al año alrededor de un millón de menús, una labor que desarrollan de manera ininterrrumpida 365 días al año siguiendo exhaustivos controles de seguridad y calidad alimentarias. Las dietas que se preparan cumplen los siguientes requisitos fundamentales, que contemplan desde la aportación de los nutrientes adecuados según el estado de salud del paciente, pasando por la utilización de alimentos y productos propios de nuestros hábitos alimenticios y por último, que sean seguras.

Por ello, la cocina hospitalaria se caracteriza por ofrecer una alimentación adaptada a los requerimientos médicos del paciente siguiendo las pautas de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética.

A partir de una dieta basal, las comidas se adaptan al enfermo de manera personalizada para poder controlar durante su ingreso hospitalario cuestiones como diabetes, hipertensión, enfermedades inflamatorias intestinales, obesidad, dislipemias, intolerancia a la lactosa o sin gluten, entre otras muchas variantes.

Si bien la restauración hospitalaria es diferente a cualquier tipo de restauración hotelera, bien por el tipo de platos, consumidores y cantidades a elaborar, las encuestas que se realizan entre los pacientes del Hospital de La Candelaria, indican que más del 70% de los encuestados está satisfecho con la calidad de la comida, calificándola de buena o muy buena.

Su sistema de trabajo continuo se ha visto recompensada por la obtención del certificado de gestión de la calidad ISO 9001, otorgado por AENOR, a la Unidad de Alimentación del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, acreditando así la implantación un sistema de gestión de calidad que apuesta por la mejora continua de todos sus procesos, buscando la eficacia y la implicación de todos sus profesionales.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19