Resultado de imagen de ciclistas muertos

Anna González, la ilerdense que perdió a su marido Óscar en 2013 y desde entonces se ha propuesto no detenerse hasta conseguir "que toda muerte por accidente de tráfico tenga derecho a un juicio por la vía penal y que el que provoque el accidente y se dé a la fuga, sea juzgado por omitir el socorro a la víctima, independientemente de que esta hubiera fallecida en el acto".Cada fin de semana, miles de ciclistas se están jugando la vida al montar en su bicicleta y lo que es peor, lo hacen sin una ley que les proteja.

Después de más de tres años de lucha, Anna confiesa a RTVE.es que, haciendo un símil ciclista, "ha subido todos los puertos que tenía que subir" y ahora está "en la recta de meta".

Después de tanto tiempo y de casi 200.000 firmas recolectadas a través de la plataforma Change.org, el ministro de Justica, Rafael Catalá, se ha comprometido a “revisar la calificación de las imprudencias graves en accidentes de tráfico y la omisión del deber de socorro”. 

Aunque su caso ya no podrá ser juzgado bajo el amparo de esa futura remodelación de la ley, Anna no se detiene porque eso es algo que tiene muy presente desde el primer día, "a veces simplemente hay que hacer las cosas por el bien de los demás".

"Les pido a los políticos que ahora no se frenen, que no tengan miedo y miren de reojo a ver quién da el primer paso, todos tienen que darlo a la vez. Y a los ciclistas que no me abandonen porque hemos llegado muy lejos gracias a ellos. Queda poco pero hay que seguir presionando", asegura Anna cuando se le pregunta qué más puede pedir ahora.

Y es que gracias al apoyo de figuras del ciclismo profesional como Chris FroomeAlberto Contador o Joaquim 'Purito' Rodríguez, entre otros, ha llegado a convencer a más de ciento noventa mil personas de que "a través de los años habrá en España

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19