8.000 manifestantes violentos estimados Las manifestaciones contra la cumbre del G20 han derivado   en disturbios violentos protagonizados por grupos de la izquierda radical y anti sistema, en un Hamburgo asfixiado por el cúmulo de protestas convocadas ante la cita de los líderes de los países más poderosos del mundo, que se abre formalmente este viernes.

La presencia de un millar de encapuchados en el grueso de la marcha bautizada como "Welcome to Hell" -"Bienvenidos al infierno"- decidió a los efectivos antidisturbios a detener la manifestación y hacer uso de cañones de agua a presión para dispersarlos.

8.000 manifestantes considerados violentos

Hasta 8.000 manifestantes dispuestos a la violencia estimaban los servicios de seguridad alemanes que podían desplazarse a Hamburgo con motivo de la cumbre de los poderosos y emergentes, con Angela Merkel como anfitriona y el estadounidense Donald Trump y el ruso Vladímir Putin entre sus asistentes.

Más de 19.000 agentes forman el dispositivo policial desplegado en esta ciudad hanseática alemana con el objetivo de proteger la cumbre, sea de ataques terroristas o de alborotadores.

La crítica al G20 "es bienvenida" y el derecho a la libertad de expresión está garantizado, había advertido reiteradamente el ministro del Interior, Thomas de Maizière, respecto a la veintena de actos de protesta de diversa índole convocados contra la cumbre.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19