La cantante Diva Sky durante su actuación en la gala de clausura del World Pride que se celebra en la Puerta de Alcalá El World Pride Madrid 2017 ha llegado a su fin tras diez días de celebración y reivindicación, y ha hecho entrega del testigo a la próxima ciudad en la que se celebrará el Orgullo Mundial, Nueva York, donde comenzó el movimiento LGTB con los disturbios de Stonewall.

La encargada de entregar el testigo a la ciudad de Nueva York ha sido la alcaldesa en funciones y delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, quien ha asegurado haber vivido un orgullo "lleno de reivindicación y de fiesta" y ha agradecido el "comportamiento ejemplar" de quienes han participado en la festividad.

Por su parte, el coordinador general del World Pride Madrid, Juan Carlos Alonso, ha felicitado a las instituciones públicas por su "coordinación y trabajo" para conseguir que esta lucha haya sido "la mejor de la historia".

Un compromiso que también ha acuñado la delegación de la ciudad de Nueva York, que se ha comprometido en "hacer lo mismo" y luchar por los derechos LGTBI con la "fuerza del Stonewall" para que la liberta sexual también llegue a Rusia y África. 

La céntrica Puerta de Alcalá ha sido el escenario del cierre de esta fiesta internacional, donde han actuado artistas de las diferentes ciudades donde se ha celebrado el World Pride.

El primero de los conciertos ha contado con Ana Torroja, que ha cantado, entre otros, el popular tema de Mecano Mujer contra Mujer, que cuenta la historia de dos lesbianas que viven a escondidas.

La última nota de color y ritmo la ha puesto Carlinhos Brown, que ha clausurado la gala con su música y tambores, mientras miles de personas bailaban alrededor del escenario.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19