Resultado de imagen de Detienen a 21 personas por un fraude de 150 millones en el IVA

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria han detenido a 21 miembros de dos grupos criminales en el mayor golpe al fraude del IVA en el sector de los hidrocarburos, en una operación en la que se ha detectado un desfalco para las arcas públicas de 150 millones de euros.

En la operación Drake, se han desmantelado "las dos empresas más potentes que suministraban a gasolineras a nivel nacional", según ha detallado el teniente coronel Antonio Balas, jefe del Grupo de Delincuencia Económica de la Unidad Central Operativa (UCO).

La operación se ha desarrollado en Castellón, Valencia, Lleida, Girona y Madrid y se han incautado dos barcos, 61 vehículos de alta gama, 2 millones de litros de combustible, además de haberse bloqueado 347 cuentas bancarias de las 1.085 analizadas y 155 inmuebles.

Según el resultado de las pesquisas, las dos organizaciones desarticuladas centraban su actividad delictiva en el impago de IVA en la venta al por mayor del producto mediante empresas instrumentales y testaferros. Los agentes afirman que han dejado "prácticamente a cero" la capacidad de operar en España de estas sociedades para defraudar con la compra y venta de hidrocarburos.

Facturas falsas y expulsión de la competencia

Estas entidades instrumentales usaban facturas falsas para reducir las cuotas a ingresar, declaraban un volumen de ventas inferior al real y presentaban declaraciones sin ingreso. El fraude se completaba con el vaciamiento patrimonial de las entidades que debían pagar el IVA.

Además de generar un fraude millonario, esta trama desvirtúa el sector y expulsa a aquellos operadores legítimos que no pueden competir con los precios dispuestos por los que no pagan impuestos. A su vez, estas sociedades actúan de manera concertada siguiendo indicaciones de la dirección criminal, extendiendo su acción delictiva y acaparando cada vez una mayor cuota de mercado.

Esta forma de actuar permite asegurar la venta de todo el producto, facturando miles de millones de euros en un solo año, dado que el posicionamiento en el mercado estaba consolidado, precisamente, por la capacidad de ofrecer mejores precios que la competencia.

Los beneficios eran blanqueados por las propias organizaciones a través de estructuras societarias y se invertían en inmuebles o en terceros países. La Agencia Tributaria también está investigando esos movimientos, con el fin de identificar todos los bienes procedentes de la actividad fraudulenta. Hacienda y la Guardia Civil tienen en su punto de mira a estas tramas criminales desde 2010 con lo que han aflorado cientos de millones de euros de fraude.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19

 

GIF FEBRERO 2