Resultado de imagen de gibraltar

La Unión Europea no abordará la situación de Gibraltar durante las negociaciones de salida de Reino Unido y condicionará cualquier pacto posterior sobre su estatus al visto bueno de España.

"Una vez que Reino Unido deje la Unión, ningún acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido se podrá aplicar al territorio de Gibraltar sin el acuerdo entre España y Reino Unido", dice el borrador de las directrices redactadas por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, presentado este viernes en Malta.

Este texto es el primer paso de Bruselas tras recibir este miércoles la notificación oficial de que Reino Unido activa el artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que da inicio al período de dos años en el que se deben acordar los términos del divorcio comunitario.

El documento ha sido ya entregado a los gobiernos nacionales, cuyos líderes adoptarán el texto definitivo en su próxima cumbre extraordinaria del 29 de abril en Bruselas. El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, ya dejó claro esta semana que España no admitirá "ninguna disposición que perjudique" su posición sobre la soberanía de Gibraltar o que influya "grave y desproporcionadamente en los intereses económicos españoles" una vez que el Reino Unido abandone la UE.

Dastis subrayó que cualquier disposición o acuerdo en este sentido que se derive del futuro marco de relaciones de la UE con el Reino Unido deberá contar con el consentimiento de España y ser objeto de acuerdo entre los dos países.

Por su parte, el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, es "razonablemente optimista" ante las consecuencias que el Brexit tendrá en la colonia y expresó su compromiso con la fluidez fronteriza.

"Desarrollaremos un Gibraltar global, británico y próspero que mire fuera de la Unión Europea, y que además viva en paz con sus vecinos", dijo el ministro principal en un discurso ante el Parlamento gibraltareño

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19