Crecen en enero los accidentes de trabajo aunque disminuyen los mortales

El avance de estadísticas de AATT correspondiente al mes de enero de 2019, publicado en la web del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, viene determinado por la entrada en vigor de los cambios metodológicos anunciados por el Departamento.

El cambio en la definición del concepto de accidente mortal, que ahora son los fallecimientos que se produzcan en el plazo de un año desde la fecha del accidente, independientemente de su gravedad inicial, y, sobre todo, la incorporación de todos los trabajadores autónomos, suponen una ruptura de las series estadísticas que dificultarán el seguimiento de la evolución de la siniestralidad en España.

El mayor impacto se deberá al segundo de los cambios, ya que hasta ahora solo computaban los accidentes de los autónomos que cotizaban por contingencias profesionales y que no superaban el 20% del total. El cambio supone la incorporación de 2,5 millones de trabajadores en la población analizada, lo que inevitablemente tiene consecuencias en términos estadísticos.

El avance de enero muestra un aumento del número de accidentes con baja del 3,3% respecto a enero de 2018, sustentado en el aumento de los accidentes en jornada de trabajo, que se incrementan en un 4,5%, frente a un descenso de los in itinere de un -3,9%. El nuevo avance desglosa los accidentes en función de la situación profesional, indicando que los AATT en jornada aumentan para los asalariados en un 2,2%, mientras que para los autónomos crece un 110%. Este último dato hoy por hoy no es significativo al ser el primer año en el que se incorpora al 100% de los autónomos.

En los accidentes in itinere en asalariados se aprecia un descenso del -5%, y un aumento en los autónomos del 222%, dato irrelevante por el mismo motivo señalado anteriormente. En los índices de incidencia este fenómeno se repite, ya que el índice general de accidentes en jornada desciende un -12,7% por la incorporación del conjunto de los autónomos. Solo es relevante estadísticamente el índice de incidencia de los asalariados, que desciende un -0,9%.

En cuanto a los accidentes mortales se ha producido una importante reducción, pasando de 54 a 44 fallecimientos en enero, lo que supone un descenso de -18,5%. Este descenso se aprecia tanto en jornada (-15,9%) como in itinere (-30%). El descenso entre los trabajadores asalariados ha sido de -22,7% en jornada de trabajo y de -30% in itinere, mientras que entre los autónomos estas diferencias no son relevantes.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19