La incertidumbre electoral en Brasil ha hecho caer este jueves un 0,58 % la bolsa de Sao Paulo, cuyo índice Bovespa, referencia del parqué, terminó la jornada en 74.686 puntos, y al dólar llegar a su máximo histórico desde 1994 y superar el techo registrado en enero de 2016 (4,166 reales).

El posible fortalecimiento de Fernando Haddad, elegido por el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva como su sucesor en las elecciones presidenciales de octubre próximo en Brasil, y el estado de salud del ultraderechista Jair Bolsonaro, quien de nuevo fue sometido a una cirugía de emergencia en la noche del miércoles, empujaron la caída de la bolsa.

Según los últimos sondeos electorales, tras ser elegido por Lula como el candidato oficial por el Partido de los Trabajadores (PT), Haddad se situó en la quinta plaza entre los favoritos, con un 9 %, cinco puntos porcentuales más de los que tenía en agosto.