El delantero del Valencia CF, Santi Mina, celebra el primer gol del equipo 'che' al Levante.

El Valencia se llevó los tres puntos en juego en el derbi de Mestalla ante el Levante en un duelo intenso y polémico que los valencianistas no lograron resolver hasta entrado el segundo tiempo ante un buen rival que vendió cara su derrota.

Después de una primera parte nivelada, el Valencia tras dudas en el comienzo del segundo periodo fue de menos a más hasta llevarse un derbi al que acompañó la polémica por un gol anulado al Levante con empate a uno y tras el que el Valencia marcó su segundo gol.

El Levante salió mejor que el Valencia, que en los primeros compases del choque se mostró impreciso, quizá influido por la inseguridad que le ha generado su juego y resultados de los últimos partidos de competición en los que ha encadenado seis derrotas.

A pesar de las buenas intenciones del equipo de López Muñiz sería el Valencia el que se adelantaría a los diecisiete minutos de juego merced a un gol de Santi Mina tras un saque de esquina, si bien la respuesta levantinista fue inmediata con un gol de Postigo, un minuto después.

El partido se abrió por completo, con llegadas de los dos equipos, aunque con el Valencia algo más incisivo que el Levante, que bien ubicado atrás trataba de armar algún contragolpe con el que sorprender a su rival, como casi lo consigue Ivi superada la media hora juego, pero tras superar a Gabriel vio como Vezo cortaba su disparo.

El Valencia se había hecho con el control del balón pero salvo un pase de la muerte de Vietto desde la línea de fondo que no encontró rematador por poco apenas llevó peligro a la meta de Oier. Sin embargo, en la recta final del primer tiempo de nuevo San Mina estuvo a punto de desequilibrar el marcador con un balón al larguero tras una buena jugada y pase de Gayá por la izquierda.