El Sevilla no ha dejado margen a la sorpresa en Vallecas y ha amargado el regreso del Rayo a Primera con una victoria por 1-4 gracias al tanto inicial de Franco Vázquez y el 'hat-trick' de André Silva en un encuentro claramente dominado por los de Pablo Machín que pudieron llevarse incluso una victoria más holgada. Un taconazo del argentino y tres tantos del potugués impusieron la calidad de un Sevilla que fue netamente superior a su rival que encajó un gol de penalti señalado por el VAR y transformado por Embarba. [Datos y estadísticas del Rayo Vallecano 1-4 Sevilla].

Sin casi tiempo de que muchos aficionados se sentaran, Embarba marcó un gol en fuera de juego que levantó a la parroquia local, aunque esa acción fue un espejismo de lo que sucedería en los minutos siguientes, con el Sevilla dominando el juego y avisando de sus intenciones con un disparo de Escudero que se marchó fuera por poco.

El esquema táctico de Pablo Machín, con tres centrales y dos carrileros, fue difícil de parar para el conjunto de Míchel, que no vivió el sueño esperado en su debut en Primera como técnico del Rayo.

A los catorce minutos, una buena jugada por la derecha de Jesús Navas terminó con un centro al corazón del área que el argentino Franco 'Mudo' Vázquez remató de espuela al fondo de las mallas.

Al Rayo se le quedó helado el ánimo, aunque pudo empatar poco después con una jugada a balón parado que Abdoulaye Ba no culminó con un remate en el área pequeña ante la salida de Tomas Vaclik.

Con más rodaje que el conjunto madrileño, el Sevilla fue imponiendo su ley sobre el césped y el segundo gol no tardó en llegar. Escudero realizó una jugada por la izquierda, se marchó en velocidad y puso un balón al punto de penalti que André Silva remató a placer.

Antes del descanso aún hubo tiempo para que el conjunto hispalense sentenciara el choque. Lo hizo con otro tanto de André Silva, que culminó una jugada en la que participaron tres jugadores y él solo tuvo que empujar a la red.