Fernando Torres jugará en el equipo nipón Sagan Tosu, siguiendo así los pasos de Andrés Iniesta que también jugará en Japón la próxima temprada. De momento ha firmado un contrato por lo que queda de 2018 y todo 2019.

"Ha sido una decisión muy meditada. Hemos tenidos muchas propuestas de todos los continentes y mi nuevo equipo será el Sagan Tosu japonés", desveló Torres en una acto en el que también presentó un libro digital sobre su trayectoria profesional.

El jugador, que cierra así su segunda etapa en el Atlético de Madrid tras la consecución de la Europa League, dice que ha tardado en desvelar esta decisión porque "quería disfrutar de los últimos días del 'Atleti' y tomarme un tiempo para reflexionar y pensar en lo que era mejor para mí y mi familia".

“Haré todo lo posible para llevar a un equipo pequeño a lo más alto “

Al final, se decidió por el conjunto nipón porque "fue uno de los primeros en interesarse por mí". "Agradezco su insistencia por confiar en mí. Siempre me han tratado fenomenal en Asia y el Sagan Tosu ha hecho un gran esfuerzo y estoy muy agradecido", agregó el delantero madrileño, de 34 años, que espera "debutar el 22 de julio" ya que la liga japonesa está actualmente en juego.

Sobre su nuevo destino Torres reconoció que, aunque no conocía mucho, descubrió que se trata de un campeonato "muy ajustado" con un nivel de los equipos "muy parejo".

"Allá donde voy, me involucro al cien por cien así que haré todo lo que esté en mi mano para llevar a un equipo pequeño y de barrio humilde a lo más alto. Es algo que siempre me ha encantado y que llevo haciendo todo este tiempo", dijo sobre su nuevo reto.

"No podía haber soñado un final mejor"

Torres reconoció que ha tenido ofertas "de todos los continentes" pero descartó jugar en Europa porque después de su final con el Atlético "no podía haber soñado un final mejor".

“Necesitaba un reto nuevo y esto no era ir a un club europeo“

"Ha habido clubes de Francia, clubes de Alemania e incluso opciones en España, pero no se me pasaba por la cabeza. Necesitaba un reto nuevo y esto no era ir a un club europeo. Futbolísticamente estoy preparado, pero mentalmente quiero otra cosa", confesó.

Además, repasando sus mejores momentos, el 'Niño' señaló que tras la derrota en la final de Champions contra el Madrid en Milán fue "cuando más orgulloso me sentí de ser del Atlético".

"Es un momento muy duro, que ha representado los valores que tanto nos han inculcado de no rendirse, volver a levantarse y volver a intentar algo que es muy complicado. Es un punto de inflexión porque si me preguntaran cuatro años antes, no me podía creer que en unos años pudiera jugar una final de Champions con el Atlético", agregó.

"El 'Atleti' es diferente. Lo demuestran momentos como la llegada y la despedida. Nunca tendré palabras suficientes para darles las gracias a todos" señaló Torres que también recordó la final de Viena con la selección como uno de los momentos claves de su carrera.