Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), ha anunciado que la Supercopa de España, que hasta ahora se disputaba a doble partido, cambiará de formato este verano: de esta forma, el Barcelona y el Sevilla se enfrentarán el 12 de agosto a partido único.

El encuentro se disputará probablemente en la ciudad marroquí de Tánger, es decir, por primera vez fuera de España.

"Falta pedir permiso a la FIFA y que se hagan las gestiones oportunas. Hay un convenio colectivo firmado entre AFE y La Liga que habla de una jornada de descanso y que hacía inviable jugar los días 5 y 12 porque el 5 no llegaban los jugadores o lo harían con rodaje mínimo. Tampoco los días 12 y 19 porque La Liga entiende que se ataca a la primera jornada liguera, que es fundamental económicamente. Eso generaría un conflicto entre La Liga y la propia Federación que queremos evitar", ha comentado Rubiales en una rueda de prensa este lunes que recoge Europa Press.

En cuanto a la sede, el exjugador, acompañado por el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), David Aganzo, y el director aAdjunto a la presidencia de La Liga, Carlos del Campo, explicó que el sindicato de jugadores les pidió "buscar un sitio que no sea una olla de calor a la hora del partido".

Y según Rubiales, el clima en la ciudad mediterránea es el adecuado: "Siempre está por debajo de los 30 grados a las siete u ocho de la tarde". "Si ese día hay una ola de calor, mala suerte", ha añadido.

Rubiales ha dicho que "tanto La Liga como AFE respaldan la decisión que se ha tomado en la junta directiva de la RFEF" y ha recalcado que habían "buscado otras opciones" y que "tanto Madrid como Valencia eran una posibilidad".

"Pero sufríamos un riesgo porque queremos dotar a la Supercopa de un buen ambiente y un estadio lleno, y no siendo en casa de ambas era un problema. Eso se subsanaba jugando en un campo más pequeño, pero no llegábamos en el asunto económico. Además, jugar en Barcelona o en Sevilla no era aceptado por el otro club", recordó.

En cuanto al apartado económico, el presidente ha subrayado que "uno de los clubes pedía una compensación económica de 950.000 euros y jugando en Tánger va a ser aún superior". "Se va a dotar a cada club con 6.000 entradas y el pago completo del viaje y la estancia en Tánger. El resto de entradas se venderán online", ha dicho.