Como reza el refrán, "a rey muerto, rey puesto". Ese fue el proceder que tomó ayer el CB Canarias, anunciando en primera instancia que Fotis Katsikaris no iba a ser su entrenador para el venidero curso 2018/2019 y, horas después, confirmando una noticia esperada por una buena parte de la hinchada aurinegra: el regreso de Txus Vidorreta como primer técnico del representativo insular.

Como se reveló el pasado 2 de junio, el preparador heleno no seguiría un segundo curso en el conjunto lagunero, sino que su destino estaría en la mejor liga del planeta, la NBA, en la que firmará un contrato con una franquicia, como entrenador ayudante, por tres temporadas.

La contratación de Vidorreta se acabó fraguando durante el pasado fin de semana, después de que el Valencia Basket anunciara el pasado viernes que no le iba a ofrecer renovación alguna tras apenas un año de relación -conquistó la Supercopa de España nada más llegar, mas luego sufrió reveses en la Copa del Rey, la Euroliga y la propia Liga Endesa-.

Con el fichaje del vasco, el Iberostar Tenerife se asegura dos requisitos que eran indispensables para los directivos insulares: un entrenador español y que conociera la ACB. Además, Txus asegura el perfecto conocimiento de la entidad y de parte de la plantilla. De los cinco jugadores que cuentan con contrato, únicamente no ha coincidido con Mateusz Ponitka. Mientras, otros que acaban su relación, como Tim Abromaitis o Javi Beirán, podrían volver a estar a sus órdenes, siempre y cuando prolonguen su vinculación con el Canarias.