Resultado de imagen de sal

Así concluye un estudio, realizado por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que apunta cómo más del 80% de los escolares españoles toma una excesiva cantidad, lo que se asocia con un aumento en el riesgo de hipertensión, osteoporosis y obesidad. Según los autores, es necesario conocer su procedencia para disminuir su ingesta.

La sal es posiblemente el aditivo más antiguo y más usado en alimentación, un condimento que potencia el sabor de los alimentos. Pero además de sus propiedades culinarias, su excesivo consumo es la causa de numerosos problemas de salud.

“Si desde la niñez consumimos alimentos salados, con toda probabilidad también lo haremos cuando seamos mayores.“

Por eso, un equipo de científicos de la UCM ha analizado la ingesta de sal en los niños, un colectivo especialmente sensible ya que es en esta etapa cuando se forman los hábitos alimentarios.

Los resultados, publicados en European Journal of Nutrition, afirman que los niños toman de media 7,8 gramos de sal al día, lo que supone que el 84,5% de los menores de 10 años y el 66,7% de los mayores de 10 consume más sal de la recomendada -entre 4 y 5 gramos de sal al día, respectivamente- por la Organización Mundial de la Salud.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19