Los reyes posan en la foto de familia en las escalinatas del Congreso de los Diputados con los asistentes la conmemoración del 40 aniversario de las elecciones de 1977 Ha advertido de que "ningún camino que se emprenda" en la democracia puede ni debe conducir a "la ruptura de la convivencia", en la sesión solemne de las Cortes Generales para conmemorar el 40 aniversario de las primeras elecciones de la democracia, celebradas el 15 de junio de 1977.

La convivencia es "el bien más preciado" al que dieron fruto las elecciones de 1977, ha señalado antes el monarca en su discurso ante parlamentario actual y diputados que formaron parte de las Cortes Constituyentes que resultaron de aquellas primeras elecciones democráticas. Es dentro de la ley "donde se deben encauzar los antagonismos y resolver los desacuerdos", ha continuado.

Ante los diputados y senadores reunidos en una sesión solemne del Congreso, don Felipe ha reivindicado el proyecto constitucional con el que los españoles acordaron caminar juntos hacia una afirmación de la "unidad nacional" que asume la "diversidad territorial" y reconoce "el autogobierno de sus nacionalidades y regiones".

Una de las ideas centrales de su discurso ha sido la expresión de gratitud a "quienes hicieron posible este gran avance colectivo". "El mayor respeto y gratitud a ellos", ha dicho el rey antes de recibir sus palabras el aplauso de los asistentes.

"Nadie en España debía volver a ser enemigo de nadie"

En su intervención, Felipe VI ha destacado la vigencia del modelo de la Transición en el sentido de que "nadie en España debía volver a ser enemigo de nadie" y de que "la exclusión y la imposición, la intolerancia y la discordia debían ser sustituidas por la renuncia al dogmatismo y la defensa de las propias convicciones con pleno respeto al adversario y hacia las opiniones ajenas o diferentes".

Tras dedicar un mensaje de "gratitud, homenaje y admiración" a su padre, el rey Juan Carlos, y a "toda aquella generación que abrió el camino de nuestra democracia", se ha remontado a los logros de la Constitución de 1812 para alertar contra la España de épocas posteriores, marcada por la falta de respeto a las convicciones ajenas y "la imposición de la propia verdad sobre la de los demás".

Antes. la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, también ha rendido homenaje en su discurso de apertura al rey emérito don Juan Carlos  cuyo nombre "nunca podrá desligarse de la palabra democracia", ha señalado Pastor, a lo que los presentes en el hemiciclo han respondido con aplausos.  

Insignias conmemorativas

Antes de entrar en el Palacio por la Puerta de los Leones, los monarcas han saludado a los vicepresidentes y secretarios que forman la Mesa del Congreso y la Mesa del Senado y posarán en la escalinata para una fotografía de familia con los diputados y senadores de las Cortes Constituyentes.

Una vez en el Vestíbulo de la Reina, los reyes han saludado a los miembros de la Junta Directiva de la Asociación de Exparlamentarios de las Cortes Generales y se fotografiarán junto a la placa en memoria de quienes representaron a los españoles en las Cámaras legislativas.

En torno al mediodía se han dirigido al Salón de Pasos Perdidos para saludar a los ministros, al jefe del partido mayoritario de la oposición, Pedro Sánchez, a los presidentes de las comunidades autónomas y a los portavoces de los grupos parlamentarios en el Congreso y el Senado.

En este salón ha tenido lugar la ceremonia de entrega de insignias conmemorativas a los parlamentarios que formaron parte de las Cortes Constituyentes.

Una vez finalizada la sesión solemne, los reyes, junto a los presidentes de las altas instituciones del Estado y los ponentes constitucionales, se han dirigido al Vestíbulo de Ampliación III para inaugurar la exposición 40 años de las primeras elecciones democráticas.

La conmemoración de las primeras elecciones democráticas tras el franquismo estaba fijada en principio para el 15 de junio, dos días después del inicio del debate de la moción de censura de Unidos Podemos contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Finalmente el acto conmemorativo se pospuso dos semanas, hasta este miércoles 28 de junio. Don Felipe y doña Letizia llegaban diez minutos antes de las 12 del mediodía a la Carrera de San Jerónimo y eran recibidos a pie de coche por los presidentes del Gobierno, Mariano Rajoy; el Congreso, Ana Pastor; el Senado, Pío García-Escudero; el Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19