La Universidad de La Laguna cuenta desde hoy 30 de junio con su primer Plan General de Emergencias, documento que recibió en el día de ayer el visto bueno del Comité de Seguridad y Salud de la institución académica. Este texto, diseñado principalmente por la Gerencia, es el instrumento que determina la estructura jerárquica y funcional de la universidad en materia de emergencias y establece el sistema de coordinación de los recursos y medios disponibles.

Galería de imágenes

El antecedente de este documento es el Plan de Prevención desde 2012, que marcó el inicio de una nueva etapa en la gestión de la prevención y de las emergencias en la Universidad de La Laguna. Hasta esa fecha, el centro académico disponía de planes de emergencia redactados para casi todos sus centros de trabajo o edificios, pero que no habían sido implantados.

En el Plan General de Emergencias se diferencia la organización jerárquica y funcional en el que quedan incluidas todas las personas que intervienen en caso de una situación de emergencia, definiendo sus funciones y responsabilidades; y los métodos y procedimientos que permitan a los integrantes de la organización de emergencias llevar a cabo sus funciones.

Se trata por tanto de un instrumento de actuación planificada y de respuesta inmediata ante riesgos susceptibles de generar una situación crítica en la universidad y, además, propone las normas para la elaboración de los planes de los centros, estableciendo la coordinación necesaria entre ellos.

Para dimensionar adecuadamente cada emergencia, el documento da cuenta del conjunto de inmuebles de la institución académica, que se eleva a un total de 47 edificios, de los que 14 están ubicados en el campus Central, 13 en Anchieta, 15 en Guajara, 3 en Ofra y 2 en Santa Cruz. La ULL dispone además de zonas de aparcamientos en las zonas anexas a casi todas las edificaciones, así como en el interior de algunos de ellos, con un total de 4.220 plazas de aparcamiento. Existe un procedimiento para la evacuación de los vehículos por campus, para los casos en que haya que desalojar con rapidez.

Además, informa de que la comunidad universitaria está integrada por una población aproximada de unas 23.000 personas. En la ocupación de los edificios, que tiene una relación directa con los riesgos, se pueden distinguir tres tramos o periodos: Periodo 1 (mañana): días laborales, de 8,00 a 15,00 horas, con un total de 17.590 personas; Periodo 2 (tarde): días laborales, de 15,00 a 21,00 horas, con 11.372 personas; y Periodo 3 (noches): días laborales de 21,00 a 08,00 horas, fines de semana, festivos y periodos de cierre, con 1.265.

De acuerdo con el plan territorial, el documento añade que los riesgos se pueden clasificar en riesgos naturales (derivados de fenómenos de la naturaleza), antrópicos (su origen se encuentra en actividades o actuaciones de personas), tecnológicos (derivados de la existencia de instalaciones o equipamientos tecnológicos), al tiempo que se extiende en la operatividad que debe llevarse a cabo para cada caso, así como en la implantación y mantenimiento del plan.

El documento prevé también la creación de un Comité de Emergencias, de apoyo y asesoramiento a la dirección del plan generalcompuesto por la gerente, el director-coordinador del Área con funciones en Prevención de Riesgos Laborales, el director de Seguridad, la jefa del Gabinete de Comunicación, el jefe del Servicio de Mantenimiento y la jefa del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

Este plan, en el que también han participado el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y la Oficina Técnica, ha sido discutido con agentes externos especializados en emergencias y, además, tiene la virtualidad de que aprovecha los órganos ya existentes en la institución docente, es decir, no crea una estructura nueva, sino que reúne y coordina a los recursos ya existentes en la Universidad de La Laguna.

Comité de Seguridad y Salud

En la reunión mantenida ayer por el Comité de Seguridad y Salud de la Universidad de La Laguna, presidido por la gerente, Lidia Pereira, se informó de la inmediata puesta en marcha del Plan General de Emergencias, que recibió el visto bueno de todos sus miembros. La gerente agradeció especialmente al director-coordinador del Área de Infraestructuras, José Agustín Melián, su implicación en la redacción de este documento.

En la misma sesión se informó del estado en el que se encuentran los planes de emergencias de los centros, de los que están finalizados los de los colegios mayores San Fernando y Santa María, así como el del SEGAI y Polideportivo central. Ocho más se encuentran en estado de ejecución, de los que los referidos a los centros de alojamiento restantes están ya muy avanzados. De hecho, fueron informados favorablemente en la sesión y solo falta realizar las operaciones de simulacro en cada uno de ellos.

También están redactándose los correspondientes a la Torre Profesor Agustín Arévalo y Paraninfo y están ya contratados aunque todavía no se ha acometido su redacción los relativos al Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias y Sección de Enfermería y Fisioterapia.

La gerente informó asimismo que saldrá a licitación en menos de una semana la contratación de 25 planes más, divididos en cinco lotes, y que deberán estar finalizados en el plazo de 15 meses, para lo cual además se procederá a contratar a un profesional que ayude en esta ingente labor al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

También se están acometiendo acciones en higiene industrial, prosiguió Lidia Pereira, con la revisión de los sistemas de extracción de los laboratorios. En concreto, se ha empezado con las campanas de extracción del Instituto de Biorgánica Antonio González, Sección de Biología y laboratorios de Anatomía, este último en cuanto al uso del formaldehído, compuesto químico volátil e inflamable.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19